Economía
Viernes 10 de Febrero de 2017

La inflación oficial de enero fue de 1,3 por ciento por el efecto vacaciones

El Indec dio a conocer ayer los primeros datos del año que se alinean con las metas del BCRA, pero están por debajo de estimaciones privadas.

Impulsada por las vacaciones, el aumento en combustibles y, en menor medida, los alimentos, la inflación de enero fue del 1,3 por ciento, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), por debajo del 1,6 por ciento que midieron consultoras privadas y la CGT.

La cifra oficial se encuentra en línea con las metas de inflación del Banco Central (BCRA), que ubicó el aumento en el costo de vida en un rango de entre 12 y 17 por ciento para todo el año.

Para la central obrera y las consultoras privadas, cuyos datos fueron difundidos este el jueves en el Congreso por legisladores de la oposición, la inflación de enero se ubicó 0,3 puntos por encima.

Además, las medidoras privadas alertaron acerca de lo que podría ocurrir con la inflación en febrero y marzo a partir del impacto de la suba en las tarifas.

El resultado del primer mes del año es apenas más alto que el 1,2 por ciento de diciembre y por debajo del 1,6 por ciento que alcanzó en noviembre, siempre según las mediciones oficiales.

La inflación-Congreso que difunden legisladores de la oposición fue del 1,6 por ciento y un alza interanual —que el Indec no mide— del 37,7 por ciento, 7,9 puntos porcentuales más frente a enero de 2016.

"Preocupa la dinámica inflacionaria esperada para los próximos dos meses, principalmente por la fuerte suba de tarifas eléctricas, pero también por otros aumentos ya establecidos (como prepagas y peajes)", alertaron las consultoras.

Efecto vacaciones

En las estadísticas del Indec, los rubros que tuvieron mayores subas fueron esparcimiento (por las vacaciones) con el 4,7 por ciento; transporte y comunicaciones, 2,3 por ciento; alimentos y bebidas, 1,6 por ciento y atención médica y salud, 1,4 por ciento.

También subieron equipamiento y mantenimiento del hogar, con el 0,9 por ciento; otros bienes y servicios, 0,9 por ciento; y educación, 0,7 por ciento.

El único rubro que experimentó una caída fue indumentaria con el 2,2 por ciento, como consecuencia de una baja del 3,1 por ciento en los precios de la ropa (la interior subió 1,6 por ciento pero la exterior descendió 3,7 por ciento) y el calzado tuvo un recorte del 0,5 por ciento.

Dentro del rubro alimentos y bebidas —el que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos—, las verduras subieron 4,7 por ciento, encabezadas por la lechuga con el 24,6 por ciento; el limón, 20 por ciento y el tomate redondo, 13,6 por ciento; y las frutas escalaron 3,6 por ciento.

Para el Indec, los cortes cárnicos arrancaron el año en baja: la paleta bajó 0,8 por ciento y el asado, 0,7; mientras que el precio del pollo entero tuvo una caída del 6,5 por ciento.

Según la medición oficial, el filet de merluza subió 5,5 por ciento; el queso pategras, 4,3 por ciento; las galletitas dulces, 3,4 por ciento; la manteca, 3,2 por ciento; leche fresca, 3 por ciento; leche en polvo, 2,4 por ciento; pan de mesa, 2,1 por ciento y pan, 1,6 por ciento.

El Indec señaló que los bienes, que representan 61,5 por ciento de la canasta, tuvieron una variación de 1 por ciento, mientras los servicios, que representan el restante 38,5 por ciento tuvieron una variación de 1,7 por ciento.


El Ahora 12 fueguino

El gobierno de Tierra del Fuego analiza la creación de un plan de fomento del consumo, al que bautizaron "Ahora 12 fueguino". El secretario de Comercio Interior de esa provincia, Javier Calisaya, dijo que la iniciativa de compra con tarjeta de crédito sin interés se llevará a cabo a través del Banco de Tierra del Fuego, que absorbería el costo financiero de las operaciones, para mejorar la actividad comercial en el distrito. Los detalles del plan aún se discuten con las entidades bancarias.

Comentarios