Información Gral
Miércoles 01 de Junio de 2016

La increíble historia del oso adoptado que comparte la mesa y mira TV en el sofá

Una pareja de rusos lo encontró herido en el bosque, lo curó y se quedó con el animal, que tiene 23 años y más de dos metros de altura.

Svetlana y Yuriy Panteleenko nunca imaginaron que sus vidas iban a dar un vuelco impresionante cuando hace 23 años, de paseo por el bosque, rescataron a un osezno de apenas tres meses de vida que, aparentemente había perdido a su madres.
Era riesgoso hacerse cargo del animal, pero lo hicieron. Y la pareja formada por Svetlana y Yuriy Panteleenko hoy es feliz. Porque Stepan llegó a sus vidas para darles alegría y, también, para compartir la vida hogareña.
Se trata de un oso pardo de 23 años, 2,1 metros de altura y unos 135 kilogramos. Un tipo de animal poco dado a la convivencia con humanos, pero que en este caso lo hace a la perfección y actúa como uno más de la familia.
Stepan está tan domesticado que se sienta con ellos a comer, pasa los tiempos muertos viendo la tele en el sofá y ayuda en la casa regando el jardín.
Según explicaron al diario Metro, Stepan no es nada agresivo, sino todo lo contrario. "El ama a la gente y es un oso muy alegre a pesar de lo que puedan pensar. Nunca nos mordió y le encantan los abrazos".
Stepan, como puede verse en el vídeo difundido por Caters Clips en Youtube, es muy juguetón y dócil. Tiene su propia habitación en la casa de los Panteleenko y le gusta que le acaricien sus "padres adoptivos".
El oso consume diariamente unos kilos de alimentos, y su dieta está compuesta básicamente de pescado, verduras y huevos frescos, aunque la pareja confiesa que el plato favorito de Stepan es la avena y una lata de leche condensada.

Embed
oso00.jpg
oso01.jpg
oso02.jpg
oso03.jpg

Comentarios