Ovación
Jueves 06 de Octubre de 2016

La improvisación, instalada en la AFA

Integró el plantel campeón en la Copa Conmebol 95

Que el 19, que el 26, que el 2... Cuánta improvisación. Como siempre. Y... es el fútbol argentino. Que Boca, que Central, que el clásico... Cuántos peros. Y... es el fútbol argentino. Que el torneo local, que la Copa Argentina. Y... es la AFA.

Cómo cambiaría todo si hubiera organización, si se imitaría lo bueno de Europa, de la Fifa. Alguien se imagina del otro lado del océano peleando por jugar un día u otro. Qué simple sería si antes de las competencias anuales se tuvieran en cuenta todas las alternativas y cuestiones futbolísticas, con un cronograma serio de partidos que a nadie se le ocurriría modificar. Sin importar el peso propio o el que se creen que tienen los clubes, de las conveniencias de los técnicos y hasta de los directivos.

Hoy, ayer y mañana van a existir estas especulaciones hasta que la cordura no aparezca en la AFA. Ya sea con la Comisión Regularizadora como con un gobierno electo por los clubes. Obviamente, no a lo Grondona.

Entonces surgen estas cosas que rodean a Central-Boca. Lo mismo que pasaría si fuera Newell's-River y hasta lo que pasa con cualquiera de los equipos grandes, porque los clubes chicos siempre deben aceptar.

La conveniencia de jugar antes o después de tal o cual partido, tener en cuenta si los futbolistas llegan contentos o tristes, cansados o descansados, si los técnicos especulan para jugar con titulares o suplentes. Eso no formaría parte del organigrama de encuentros. Lo mismo pasaría con el estadio en el cual disputar los cotejos. Si es cerquita o lejos, si conviene en tal provincia o en otra. Y el tema público también influye, aunque en este orden esto es algo más complicado por la violencia reinante por culpa de las barras.

Algún día llegará la organización, para que nadie se queje para que terminen las especulaciones.

Comentarios