Economía
Jueves 21 de Julio de 2016

La importación de autos aumentó un 42 por ciento en el primer semestre del año

Fuentes del sector informaron que desde enero, y al cierre de la primera quincena de julio, el sector automotriz importó un total de 240.000 unidades, lo que representa un incremento del 42 por ciento frente a los 168.000 vehículos que llegaron al país en el mismo período de 2015.

La importación de vehículos registró un incremento del 42 por ciento en lo que va del corriente año respecto a igual lapso de 2015, en momentos en que la producción automotriz local marcó entre enero y junio una caída de la producción del 14 por ciento y un retroceso en sus exportaciones de más del 30 por ciento.

Fuentes del sector informaron que desde enero, y al cierre de la primera quincena de julio, el sector automotriz importó un total de 240.000 unidades, lo que representa un incremento del 42 por ciento frente a los 168.000 vehículos que llegaron al país en el mismo período de 2015.

"Las cifras del primer semestre muestran que hay un claro desequilibrio por la gran dependencia que el sector mantuvo del mercado brasileño, aún cuando la industria pensaba que podía llegar al millón de unidades de producción local años atrás", explicó un directivo de una firma automotriz local.

Las automotrices locales advierten que "con un mercado brasileño que pasó de 3,6 millones de unidades al año a menos de 2 millones, es imposible no resentir el equilibrio de los dos socios y padecer las consecuencias en una balanza comercial que para el país significa menos exportaciones y más importaciones".

El efecto no sólo se refleja en las cifras del comercio exterior, sino sobre todo en la caída de producción de las fábricas y su impacto en la actividad laboral: tan sólo la semana pasada tres automotrices decidieron acordar con los gremios la suspensión de unos 6.000 trabajadores como consecuencia de la crisis del mercado brasileño, fundamentalmente.

Es que mientras las importaciones vienen acumulando un 42 por ciento de suba, las terminales locales embarcaron en el primer semestre un 30,9 por ciento menos que en 2015.

Sin barreras. Al efecto Brasil, se sumó como incentivo a la importación la modificación de las alícuotas de impuestos internos, el fin de las restricciones cambiarias y la mayor libertad para la importación tanto de partes como de unidades.

Comentarios