Cartas de lectores
Jueves 04 de Agosto de 2016

La igualdad de todos ante la ley

No comparto cuando hay que asumir una responsabilidad concreta y la respuesta es: "somos todos, o fuimos todos, o todos somos culpables".

No comparto cuando hay que asumir una responsabilidad concreta y la respuesta es: "somos todos, o fuimos todos, o todos somos culpables". En especial cuando hay grados de responsabilidad puntual, innegable y evidente. Esto diluye la culpa cuando existe, y es peligroso caer en esto. Todos sabemos cómo debemos trabajar y en especial los que tienen nombramientos con poder por el que deben responder, al margen de artilugios que plasmen cuando procedieron mal. Hay a veces complicidades y conductas que dan cabida a la impunidad, como creyéndola una garantía que les pertenece. El fin de quienes así actúan, es fácil a veces de darse cuenta. Suele ser también hasta torpe y grotesco. La inoperancia, la imprudencia o lo que fuere por parte de quien (o quienes) debió asumir un accionar que debió siempre honrar un cargo, no debe estar respaldado por actitudes, cuanto menos inadecuadas. En ocasiones no aisladas, se busca maquillar, alongar o desvirtuar una situación que se opone a lo que no es o fue verdad, nunca. Hay casos muy complejos y conmovedores que han salido a luz. Los mismos producen impotencia, dolor y desprotección suma. Otros casos son desconocidos pero son de magnitud, conllevando a una intemperie que lastima, afectando seriamente la Justicia, la democracia y la república. El estado de derecho se ve así debilitado cuando se le da la espalda. La dimensión que tiene una labor lejos de la transparencia, la Constitución, tratados y convenios internacionales, nos lleva a un retroceso con pesadas consecuencias. Hace rato que la hora de dar vuelta la página, se hacía oír. El fin. Que la Justicia esté siempre de pie, respondiendo como debe ser, sin obviar la eficiencia acorde. Data de gobiernos anteriores un debate a fondo sobre esto. Pero hacer aprendizaje y darles espacio además a los que nunca tuvieron voz, conduce a tomar mayor conciencia que hay más de lo que se ve en góndolas. No son pocas las vivencias por las que no queremos pasar más. Desenmascarar a quienes hacen mal uso del poder, es contribuir al saneamiento en lo que es pilar de una nación. Que Dios ilumine nuestro país en lo que hace a la columna vertebral de un estado confiable. Que todos podamos encontrar claridad en las instituciones, como en las diversas áreas. La igualdad de todos frente a la ley, en una democracia que tanto nos ha costado, es sin duda convocante. Funcionarios diversos,ministros, magistrados, ex mandatarios entre otros, deben subordinarse como todos nosotros a sanciones sin privilegios, como dictan las leyes.

DNI 14.510.012



No fueron casos aislados

El presidente del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Héctor Recalde, declaró que el de los Kirchner no fue un gobierno corrupto, sino "un gobierno donde había corruptos". El abogado laboralista sostuvo: "corruptos hay en la política, en la economía, en las empresas, en los sindicatos, en la sociedad porque forma parte de la condición humana, lamentablemente". Sin dudas, es así. En toda organización puede haber personas corruptas y, si se las descubre, esa circunstancia no tiñe necesariamente de corrupta a la organización. Pero esa frase de Recalde no es más que patear la pelota afuera, porque esquiva el meollo del asunto. Los gobiernos de los Kirchner fueron corruptos no porque en ellos hubiera algunos funcionarios subalternos corruptos (que los hubo y muchos), sino porque los principales corruptos eran los Kirchner. Así de sencillo. No se trató de casos aislados. La corrupción fue un sistema diseñado desde el vértice del poder. Corrupción y autoritarismo iban de la mano en la concepción kirchnerista de la política. Los ejemplos son tan evidentes que ni hace falta a esta altura mencionarlos. Al margen de otras tropelías, ¿qué otra cosa podían ser Rudy Ulloa Igor y Lázaro Báez, modestos empleados hasta 2003, que testaferros de los Kirchner? ¿Y qué decir del ahorrativo secretario Daniel Muñoz, muerto hace poco tiempo en los Estados Unidos, donde se lo sindica como dueño de decenas de millones de dólares, a tal punto que este testaferro se habría visto obligado a tercerizar sus riquezas mal habidas en otros testaferros? La cuantía del desfalco kirchnerista ha obligado a crear al testaferro del testaferro, y quién sabe si los testaferros de segundo grado no han disimulado sus bienes a través de testaferros de tercer grado. Una curiosa variante del multiplicador keynesiano. Recalde responde con cinismo, pero es probable que muchos militantes de buena fe abran ahora los ojos y comprendan el colosal engaño al que fueron inducidos. La ex presidente, mientras tanto, llama a algunos periodistas extranjeros para que lleven al mundo el mensaje de que ella está perseguida no por haber hecho nada mal, sino precisamente por los logros de su gobierno. Y tiene el tupé de denunciar que Cambiemos quiere instaurar un "Estado policial". El cinismo de la abogada exitosa llega por estos días a cumbres inimaginables. Por suerte, nadie es perseguido en la Argentina de hoy. Salvo los delincuentes, y no por el Poder Ejecutivo, sino por la Justicia.

Jorge R. Enríquez


¿Transgénicos encubiertos?

Fui a AFA en 2014 y compré semilla de soja, sembré con mi máquina en un lote que no se pudo sembrar el año anterior. Al desarrollarse, no lo pude fumigar. La lluvia y calor permitieron a las isocas su multiplicación. Estas se comieron casi todo, dejando varitas verdes y plantas comidas en forma incompleta. Al mirar debajo de estas plantas vi orugas muertas. ¿Cómo es probable que tantas isocas mueran en determinadas plantas? El Inta de Oliveros explica la posibilidad de una reacción natural de algunas plantas y la existencia de una variedad transgénica resistente a orugas. ¿Qué estaba ocurriendo? Trasplanté algunas de éstas y conseguí un puñado de semillas y las volví a sembrar. Me interesa saber si es una variedad transgénica o un nuevo evento. En etapa vegetativa comencé unos análisis en la Facultad de Zavalla y queda la sospecha del evento transgénico denominado "intacta". Con las semillas el kit específico me confirmaron la presencia de la proteína Cry A1, por lo tanto positiva al evento de Monsanto. Me pregunto: ¿cómo productor puedo decidir aplicar o no esta tecnología? ¿Qué porcentaje de soja está contaminada? ¿Cuánta de la soja que se produce en la Argentina le pertenece a una multinacional X? ¿Cuál es el impacto? Cuando esta soja llegue a puerto o acopio, un análisis determinará cuánto le pertenece a alguna multinacional.

DNI 13.502.701


Un tesoro cultural a nuestro alcance

Siempre me causó mucha ternura el personaje del "Farolero" en el recorrido que hace "El Principito" por los planetas antes de llegar a la Tierra. El Farolero sigue encendiendo el farol y llevando la luz, aunque el planeta gire cada vez más rápido, porque "la consigna no ha cambiado", aunque los tiempos corran y estén revueltos. Más allá de las puestas de sol, es el único personaje que el Principito respeta,y admira, no importa la velocidad con que giren los planetas, el Farolero enciende y apaga el farol dos veces al día, la consigna de llevar la luz sigue porque no ha cambiado. En tiempos de tecnología, de internet, de redes sociales, sólo algunos privilegiados siguen leyendo, disfrutan de la lectura y encuentran tesoros en los laberintos infinitos de bibliotecas y librerías, para comenzar a navegar en las páginas del libro elegido. Como el Farolero, Coqui, Amalia Longo, la dueña de la más que centenaria librería, no falta a la cita, todas las mañanas y todas las tardes, abre su local, desafiando el frío y el calor, la vejez del edificio, la inseguridad, ya que ha sido asaltada varias veces y ofrece los tesoros que se hallan en los estantes: libros, revistas, postales, grabados, viejos calendarios y publicidades. Es la dueña de un reino, de un verdadero patrimonio cultural de Rosario, que debemos recorrer y disfrutar mientras esté a nuestro alcance.

Ana María Ferrini


En memoria de un escritor rosarino

Conocí a Jorge Barquero un mediodía de invierno. Fue en un bar de la calle Mitre. Barquero me contó de un mozo que en ese mismo bar, le regalaba todos los días un café, cuando recién había salido de la cárcel y no tenía un peso. Iba a escribir para esquivar el suicidio. Para suicidarse primero hay que ser "alguien", supo escribir en una de sus novelas. Por ese tiempo él todavía no era nadie. Para la época que nos conocimos habían recién publicado mi primer libro. Yo se lo había llevado para regalárselo. El me dijo que le encantaba mi desfachatez, llamarlo para tomar un café así de la nada. Que le recordaba a cuando él era joven y le había escrito a Piglia. Yo también quería ser el mejor escritor del mundo, me dijo. Yo pensaba que nada es más admirable que un escritor que ha forjado su literatura entre las rejas de una cárcel. Jorge tenía los ojos más claros de lo que yo había imaginado. Tenía la mirada de alguien triste pero de algún modo reconciliado con la vida. Estoy escribiendo una novela que se llama "Cómo nace un delincuente", me dijo. Y también me dijo que el cuento El Aleph era siempre una referencia, para arriba o para abajo y que además si yo quería jugar en primera tenía que escribir una novela. El se fue del bar antes que yo, había comenzado a lloviznar afuera y se levantó diciendo que no quería tomar frío. Se alejó con un caminar cansino de sabio y yo lo observé y en ese instante pensé en mi papá, en Roberto Arlt, en Carver, en Buckowski, en el viejo Borges con esos ojos ciegos y tristes. Hace aproximadamente dos años, fallecía el escritor Jorge Barquero, como lo recuerdo con cariño y no quiero olvidarlo ni que lo olviden, esta memoria. Un abrazo, viejo.

Sebastián Ocampo

DNI 26.002.307


Una verdadera vergüenza

La Argentina está atravesando un complejo momento. La inflación que no se controla, las tarifas que demuelen el bolsillo de la población, el desempleo que arrecia y la ayuda externa que se hace esperar configuran un panorama desolador. En varios barrios porteños y del conurbano no hay luz desde hace varias semanas, lo que constituye un verdadero atentado contra el más sagrado de los derechos humanos: el de la vida. Con temperaturas polares, que miles de compatriotas estén a oscuras desde hace tiempo implica una lenta condena a muerte, en especial si se trata de infantes y viejos. En un país normal el presidente tomaría el toro por las astas para anunciar medidas tendientes a paliar la situación. Lamentablemente, la Argentina no lo es. El presidente Macri demostró en las últimas horas estar mucho más preocupado por las imitaciones de Tinelli que por la suerte de esos ciudadanos. Temeroso de que el combate con el showman televisivo más poderoso del país se prolongue en demasía, decidió invitarlo a una cumbre para encontrar una salida negociada. Pese a que no trascendió lo que trataron a solas, las fotos que se hicieron públicas en las que aparecen jugando con una aplicación para el celular constituyen una falta de respeto para el pueblo. Se trató de un acto bochornoso entre un hombre de negocios que sólo piensa en sí mismo, amoral y mentiroso, y Marcelo Tinelli.

Hernán Andrés Kruse

Comentarios