la_region
Miércoles 15 de Junio de 2016

La iglesia de María Teresa completó el diseño original

Luego de 80 años, instalaron en la torre del templo los cuatro relojes previstos por el proyecto. Colaboraron empresas e instituciones de la zona.

La iglesia de la localidad de María Teresa cumplió 80 años, y como parte de esos festejos un grupo de vecinos se trazó el objetivo de concluir el proyecto originario de su construcción, con la instalación de los cuatro relojes en la punta de la torre, que demandó una inversión de 157 mil pesos. Ahora la Iglesia está como la soñaron los habitantes hace ocho décadas.

"La idea surgió hace varios años. Pero más allá de lo que adelantáramos en planes y deseos, llegábamos a la etapa financiera y ahí nos quedábamos, por los costos", señaló Omar Barbulo, uno de los más antiguos miembros del consejo económico que trabaja en la parroquia de la Sagrada Familia. Hace 15 años que forma parte de ese grupo y recordó que "desde siempre queríamos poner los relojes".

La torre tenía los relojes marcados, y el diseño original establecía que en esos huecos debían estar los cuatro mecanismos, pero esto nunca se concretó. "Hace 15 años que estoy en la comisión de la iglesia y siempre quisimos terminar el edifico. Recuerdo que el padre Julio Pecci siempre averiguaba, pero cuando le decían los precios se quedaba ahí. Que yo recuerde, hace más o menos 15 años que estamos con este sueño", planteó nostálgico Barbulo. Recordó que "en ese momento éramos cuatro en el concejo económico. Tres mujeres y yo. Gladys Caporalini, Irma Martinich y Nelly Sosa".

El proyecto recibió un nuevo impulso en el último tiempo. "Ahora hay una nueva integrante del grupo, que se llama María del Rosario Trepat. Ella, junto con el padre Emanuel (hoy responsable de la parroquia) averiguaron y consiguieron el contacto de un relojero de Jesús María (Córdoba), que se dedica específicamente a relojes de iglesias, cabildos, o casas de gobierno", comentó Omar.

"Sigue siendo caro. Hacer una sola cara salía 84 mil pesos. Yo les dije ¿por qué no ponemos las cuatro? Es ahora o nunca. Y me dijeron bueno, salí a buscar el dinero. Y salí", dijo. Las cuatro caras tenían un costo que trepaba a los 157.000 pesos.

Gracias al apoyo de empresas del pueblo, vecinos e instituciones, el sueño se hizo realidad. Barbulo mencionó uno por uno a aquellos que han colaborado: "Fetra de Rosario, Transportadores Asociados de María Teresa, la presidenta comunal Cristina Gómez (representando la comuna), Aceitera General Deheza, Cerealera Matesur, Gerardo Morro y la Mutual del Club General Belgrano de Santa Isabel".

El 25 de mayo pasado, en una importante cena, se inauguró la nueva fisonomía de la torre de la iglesia, con los cuatro relojes.

"Sentimos una gran emoción. Muchas veces se critica que existen otras prioridades, que ese dinero no debimos gastarlo en concluir este proyecto porque no era urgente; pero cada uno de los vecinos tiene que empeñar su mayor esfuerzo en fortalecer la institución de la cual participa. Y si cada uno hace lo que corresponde, desde el sitio que ocupa, la mejora del conjunto se va a ir dando necesariamente. Esto ha sido un gran paso para nuestra comunidad", finalizó Barbulo.

Comentarios