Información Gral
Martes 17 de Mayo de 2016

La humanidad le está ganando la guerra al cáncer", dice un experto

"Muchos tumores que hasta hace cinco años eran fatales, hoy tienen cura a través de la inmunoterapia".

La investigación científica de los últimos 30 años "comenzó a dar sus frutos" y "ya se puede decir que la humanidad le está ganando la guerra al cáncer", afirmó ayer el médico tucumano Raúl Mostoslavsky, quien fue el encargado de presentar al Nobel de Medicina 2009, Jack Szostak, durante una disertación en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno de Tucumán.

Durante el encuentro, que formó parte de las actividades oficiales por el Bicentenario de la Independencia, Mostoslavsky destacó que "estamos en una revolución científica y clínica" y aseguró que "muchos tumores que hasta hace cinco años eran fatales, hoy tienen cura a través de la inmunoterapia".

Un momento histórico. "Es un momento histórico en los conocimientos moleculares", completó el médico egresado de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), quien trabaja en Estados Unidos y fue el encargado de presentar al biólogo británico y ganador del Nobel, Szostak, quien comentó las investigaciones en las que está trabajando y explicó qué son los telómeros, descubrimiento que lo llevó a ganar el galardón en 2009.

"Los telómeros son los extremos de los cromosomas, regiones de ADN no codificante y altamente repetitivas cuya función principal es la estabilidad estructural de los cromosomas en las células eucariotas, la división celular y el tiempo de vida de las estirpes celulares", señaló.

También habló sobre los estudios para crear células en situaciones no biológicas y afirmó que "por primera vez hemos sido capaces de hacer copias de ARN enzimático dentro de las vesículas de ácidos grasos".

Sobre la relación que existe entre los telómeros y la formación de tumores indicó que "en la mayoría de nuestras células los niveles de telomerasa, una enzima que promueve el alargamiento de los telómeros, son muy bajos, pero en el 90 por ciento de los tumores están aumentados".

"Eso les permite a sus células convertirse en inmortales y seguir dividiéndose para siempre, hasta ser una pieza importante para la formación de tumores", completó.

Por su parte el secretario general de la Gobernación, Pablo Yedlin, aseguró que la de Szostak "es una de las grandes visitas que tenemos en este año del Bicentenario". Szostak fue galardonado con el Premio Nobel 2009 de Fisiología y Medicina por su trabajo pionero en el descubrimiento de la telomerasa, una enzima que protege a los cromosomas de la degradación.

Nacido en Londres en 1952, Szostak se formó en Canadá y Estados Unidos, donde obtuvo su doctorado en la Cornell University de Nueva York, y en la actualidad es considerado uno de los líderes en el campo de los estudios genéticos desde su laboratorio en el Instituto Howard Hughes. Antes de la exposición, el Nobel fue recibido por el vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, Osvaldo Jaldo, y por funcionarios del gobierno provincial.

Comentarios