La ciudad
Domingo 03 de Julio de 2016

La historia de los barrios rosarinos,en una imperdible colección de La Capital

Saldrá todos los martes, gratis con el diario. Recopilan el trabajo de historiadores, material propio y de coleccionistas locales.

Con el claro objetivo de recrear la evolución de la ciudad, La Capital pondrá al alcance de sus lectores la colección "Barrios con Historia", compuesta por 25 suplementos que saldrán todos los martes, con entrega gratuita, a partir del 5 de julio. Serán suplementos semanales, de ocho páginas cada uno, full color y en tamaño tabloide.

La propuesta es ver el punto de vista de la expansión y el crecimiento de la ciudad a partir de la historia de sus barrios, algunos de los cuales comenzaron siendo pueblos para ser luego integrados a Rosario, que en ese entonces estaba delimitada por el río Paraná, Zeballos al sur y Dorrego al oeste.

En 1873 el Concejo Deliberante sancionó una ordenanza formalizando la creación de tres aldeas: Saladillo, Ludueña y San Francisquito. En 1874 se instaló el matadero en la zona sur, y dio origen a lo que luego iría creciendo con el nombre de Tablada.

El 6 de julio de 1876, José Nicolás Puccio fundó pueblo Alberdi, que luego sería anexado como barrio. Una década después, de ese nuevo pueblo se desprendería Sorrento (1887) y Unión (1889), al oeste de Alberdi, en lo que hoy incluye a Parque (o Casiano) Casas.

Hacia 1889 los franciscanos se afincan en lo que sería Echesortu en el marco del proceso de crecimiento y expansión de la ciudad. Ese mismo año se funda La Florida; y en 1890 nace Refinería, barrio obrero hoy convertido en uno de los lugares más exclusivos de Rosario. Mientras que el 8 de noviembre de 1891 Nicasio Vila funda el pueblo de Eloy Palacios (desde 1910, barrio Belgrano).

El objetivo es contribuir a la preservación de la memoria rescatando los orígenes históricos de los sectores de la ciudad que construyeron con el tiempo una identidad propia: los sitios más representativos, personajes y sucesos que marcaron a los barrios más emblemáticos, fiestas populares y manifestaciones culturales, con material propio y recopilado de los museos de la ciudad y coleccionistas e historiadores particulares.

Comentarios