Docentes
Sábado 24 de Septiembre de 2016

La historia de Gilda narrada para chicas y chicos

La escritora y periodista Nadia Fink presentó en Rosario la colección Antiprincesas y Antihéroes

Los libros son preciosos en su escritura, ilustraciones y diseño. Pero más en las historias que narran: biografías de mujeres y hombres reales del arte, la literatura, la música, como las de Violeta Parra, Juana Azurduy, Frida Kahlo, Clarice Lispector, Julio Cortázar, Eduardo Galeano y ahora Gilda.

   Nadia Fink es su autora. Una periodista que siempre habla en plural de su trabajo y de la Colección Antiprincesas y Antihéroes, que reúne estas historias. Nombra al ilustrador Pitu Saá y a quienes diseñan y hacen la logística de la Editorial Chirimbote.

   La escritora también tiene su propia historia de antiprincesa. Nació en Cañadita, un pueblo santafesino ubicado a la vera de la Ruta 11, unos 170 kilómetros al norte de la capital provincial. Vivió en otras ciudades, entre ellas Rosario, entre 1986 y 1990, antes de mudarse definitivamente a Buenos Aires.

   "Me acuerdo de Liliana, mi maestra de la Escuela 115 Provincia de Salta que me enseñaba lengua y literatura y me marcó desde chica. Nos hacía leer cuentos muy divertidos, buenos autores, hasta Cortázar leímos en 4º grado. Era una adelantada", recupera de su memoria escolar a la maestra que afianzó su placer por la literatura.

   Nadia es maestra jardinera, luego estudió corrección literaria, pero siempre ejerció el oficio el periodista y de editora, el trabajo del que más disfruta.

   "Supongo que la lectura es algo que me acompañó siempre. No soy una gran lectora que se ha encerrado a leer; tuve una vida con bastante deporte. Pero siempre me gustaba escribir mis propias cosas", refiere de su vida.

gilda2.jpg


Presentación

Los libros de Nadia Fink ofrecen una mirada diferente a las historias más tradicionales de las princesas y héroes, de las mujeres y los hombres. Se consiguen en las librerías y se puede saber más en Facebook. El martes pasado la autora los presentó en Rosario, en la sede del Distrito Siete, acompañada por concejales de Ciudad Futura.

También por iniciativa de este frente político las obras infantiles de Chirimbote fueron declaradas de interés municipal. "La innovación que representa la colección en tanto material didáctico para niñas y niños, que no reproduce estereotipos y apunta al desarrollo de infancias más libres como diversas posibles", se resalta en los argumentos del reconocimiento. También se valora la difusión nacional e internacional alcanzada por la iniciativa editorial y que se rescaten personajes de la cultura latinoamericana, que ofrecen referentes reales de identificación a las chicas y chicos.

   Nadia Fink estará en el 31º Encuentro Nacional de Mujeres que se realiza en Rosario del 8 al 10 de octubre, para participar y difundir sus libros.

   —¿Cómo nace la Colección Antiprincesas y Antihéroes?

   —Los libros nacieron con la idea de hacer biografías, de mujeres en principio; luego llegaron los hombres, los antihéroes. Esta colección se opone a los cuentos tradicionales que nos vienen trayendo de hace tantos años, y además que son tan europeos. La idea de la colección es que sean latinoamericanos. Tiene esa impronta. Además con la colección Antiprincesas miramos a las mujeres reales, que no esperamos que un príncipe nos rescate, no nos quedamos con los vestidos planchaditos esperando que vengan. No hace falta que sigamos los legados maternos o paternos de sangre sino que hacemos todo esto que hacen las antiprincesas.

   —Como las historias de Violeta Parra, de Juana Azurduy... y ahora de Gilda.

   —El libro de Gilda es la primera argentina que tomamos. Nos parecía importante correr nuestros propios límites en el sentido de que por ahí, en el sentido más políticamente correcto, se esperaba otro libro, quizás más obvio, de otra argentina. Y a nosotros nos parece que esta colección tiene que correr los límites, romper nuestros esquemas, ir más allá de los temas que se buscan, que se indagan. Con Gilda podemos laburar qué son los santos populares, qué es la cumbia. Son temas que no se trabajan en la infancia ni en la adultez salvo desde lugares muy académicos. Esta es una colección que siempre está en la búsqueda de correr los propios límites.

   —El libro de Gilda también es una invitación a reconocer otros saberes...

   —Y que se hable de los santos populares, cuando el tema de la fe no se habla más que en lugares religiosos o desde el catolicismo. Hoy sabemos de la multiplicidad de creencias que existe sobre todo en los barrios, aunque parece que predomina solo lo institucional. Con Gilda se pueden hablar otros temas.

   —¿Qué devolución tienen de la colección?

   —La devolución y el impacto fueron inesperados, porque venimos haciendo esto desde hace diez años de manera independiente, autogestiva, acostumbrados a manejarnos en circuitos que han trascendido menos en las cuestiones de mercado o comerciales. Fue una sorpresa grande porque no sentimos que hacíamos algo diferente a lo que venimos y seguimos haciendo. Somos una editorial autogestiva, lo que no implica hacer las cosas a media, sino trabajar con mucha investigación, con mucha conciencia, sobre todo pensando que estamos trabajando con infancias. Eso es muy importante tenerlo en cuenta.

#Ni una menos desde los primeros años para infancias más libres

"#Ni una menos desde los primeros años. Educación en géneros para infancias más libres", compilado por Nadia Fink y Cecilia Merchán, de Editorial Chirimbote y Las Juanas Editoras, es la reedición de "Equis. La igualdad y la diversidad de género desde los primeros años" (publicado por Las Juanas). "Ese libro se agotó rapidísimo. Fue en 2010 cuando estaba en debate la ley de matrimonio igualitario y se hablaba cómo serían las nuevas familias, cómo se criarían esos hijos; el tema de género estaba puesto sobre la mesa todos los días, se discutía en los negocios, en las escuelas", repasa Nadia Fink para contar que la nueva versión incluye también otras problemáticas más actuales: "Hoy se habla de que no nos maten, que no nos peguen". Una parte de #Ni una menos...retoma textos del anterior trabajo y la otra avanza con nuevos capítulos que tienen que ver con las problemáticas más urgente, como la violencia de género y las desigualdades. En la nueva versión hay testimonios en primera persona de infancias trans, entre otros temas que la compiladora remarca son clave abordar. Un libro recomendado para docentes.

¿Yo princesa?

gilda2.jpg


"Gilda para chicos y chicas", de Nadia Fink, ilustrado por Pitu Saá y diseñado por Martín Azcurra cuenta la historia de Miriam Alejandra Bianchi, Gilda, fallecida el 7 de septiembre de 1996 en un trágico accidente de autos en la provincia de Entre Ríos, junto a otros músicos.

Alguna vez desde los medios la llamaron "la Princesa" -se lee en el libro- a lo que ella respondió: "No se condice mucho con lo que pasa en los escenarios: si realmente fuera una princesa, hubiera dejado la vestimenta en la puerta de una taberna donde está toda la gente del pueblo y me pondría a bailar y a cantar con ella".

A cada paso de los relatos que arman esta biografía hay un alto y rescate de otros temas: la cumbia, las radios comunitarias, los mitos y saberes populares. Al final quedan abiertas las preguntas para seguir conociendo más, en este caso sobre los santos y las santas populares como el Gauchito Gil y la Difunta Correa.


Comentarios