La ciudad
Viernes 08 de Julio de 2016

La GUM denunció que un grupo de manteros agredió y lesionó a un agente y un policía

Diego Herrera señaló que el hecho se produjo en la intersección de Córdoba y Corrientes luego de un operativo donde se desalojó a vendedores ambulantes que no tenían habilitación.

El titular de la Guardia Urbana municipal (GUM), Diego Herrera, manifestó hoy que un grupo de entre 10 y 15 manteros agredió y produjo lesiones a un agente municipal y a un policía que realizaban ayer por la tarde un operativo para desalojar de la peatonal Córdoba a vendedores ambulantes que no contaban con la correspondiente habilitación.
En declaraciones al programa "El primero de la mañana", que se emite por La Ocho, Herrera detalló que "ayer a la tarde, y cuando personal de la GUM y la policía se retiraba del lugar tras secuestrar mercadería en Corrientes y Córdoba, apareció un grupo de 10 o 15 personas que empezaron a atacar y agredir al personal y terminamos con un guardia municipal con una herida leve en la cabeza por un piedrazo y un policía con un golpe en la oreja".
"Estamos sorprendidos por la reacción -continuó el funcionario municipal- porque en otros dos operativos que habíamos realizado no sucedió nada. Se hizo la denuncia pero la identificación fue difícil porque todo fue caótico y no hubo detenidos. Los operativos se desarrollaron en las peatonales Córdoba y San Martín y allí hemos desalojado entre 10 y 15 puestos. Pero el incidente puntual fue en Corrientes y Córdoba".
Herrera contó luego que "en la peatonal hay puestos que tienen habilitación, que son antiguos y son muy pocos y a los que tenemos individualizados. Con el resto los procedimientos son sorpresa, se retira la mercadería y tratamos de irnos lo más rápido posible ya que es una zona de mucha circulación y puede generar problemas tanto para el ciudadano que pasa caminando como para el agente que hace el procedimiento".
"Esta siempre fue una actividad prohibida, una venta ilegal y por eso alentamos el uso adecuado del espacio público y garantizar las condiciones equitativas en el ejercicio comercial", amplió.
Acerca de qué se hacía con la mercadería incautada, el titular de la GUM explicó que "el material se incauta, se guarda en el depósito de la GUM hasta que el Tribunal Municipal de Faltas decide qué hacer. El mayor problema que tenemos con esto es que la mayoría de los puesteros no puede justificar su origen. Cuando sí pueden, se le devuelve".
Consultado sobre si había proliferación de la venta ambulante, Herrera fue tajante: "No, la verdad está bastante controlada. No es que haya crecido exponencialmente la venta ambulante. Es una actividad que se realiza de manera constante por parte de la Guardia Urbana y otras áreas de control porque es una actividad prohibida y se actúa sobre eso. No hay una política de querer generar conflicto, sino lo contrario. Entendemos la situación económica que está atravesando el país, pero es una actividad ilegal y tenemos que actuar sobre eso".

Comentarios