El Mundo
Sábado 28 de Mayo de 2016

La guerrilla colombiana liberó a una periodista española

Salud Hernández, corresponsal de El Tiempo, hacía un informe sobre cultivos de coca en una zona dominada por el ELN cuando fue raptada.

La periodista española Salud Hernández fue liberada en la convulsionada zona de Colombia del Catatumbo, donde estuvo casi una semana en manos de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). "Estuve secuestrada por el ELN. Estoy estupendamente. Muchísimas gracias a todos los colegas, a todos vosotros, a toda la gente que ha rezado y estado conmigo", dijo Hernández a Caracol Televisión y luego al diario El Tiempo, para el que trabaja. Hernández también agradeció a la Iglesia católica y advirtió que nada se sabía de otros dos periodistas secuestrados en el mismo episodio y que aún siguen en manos de los extremistas.

Hernández fue entregada por el ELN a miembros de la Iglesia católica en un paraje cercano a la frontera con Venezuela. La liberación fue confirmada por el obispo de Ocaña, monseñor Gabriel Villa. "Está bien, agotada pero está bien. Ella fue entregada a unas cuatro horas de El Tarra (en donde fue secuestrada o "retenida", según la jerga guerrillera) y por el momento no quiere dar declaraciones. Quiere recuperarse y regresar a Bogotá", dijo Villa a Caracol Radio. Hernández es corresponsal del diario español El Mundo y columnista del bogotano El Tiempo. Poco después, la propia periodista española confirmó que fue víctima de un secuestro del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y agregó que no tenía noticias de otros dos periodistas que desaparecieron en la misma zona de la frontera con Venezuela. "Estaba secuestrada", dijo Hernández al diario El Tiempo.

El paradero de Hernández se había perdido el sábado pasado, cuando se internó en el Catatumbo con la idea de hacer un reportaje sobre el cultivo de coca. La guerrilla usufructúa su principal derivado, la cocaína. Es su principal ingreso junto con el que le proveen los secuestros. Otros dos periodistas colombianos que cubrían el mismo tema desaparecieron en la zona y anoche eran intensamente buscados.

La liberación de Hernández por la guerrilla marxista del ELN se conoció en momentos en que el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, viajaba al Catatumbo para encabezar una reunión del consejo de seguridad.

En diálogo con El Tiempo, minutos después de que fuera encontrada, la comunicadora afirmó que siempre les dejó claro a los hombres del ELN que se trataba de un secuestro. Hernández aseguró que si bien nunca sintió miedo durante los seis días que estuvo secuestrada, "sí hubo momentos difíciles, especialmente cuando se escuchaban los helicópteros" de las fuerzas armadas que intentaban localizarla. La reportera manifestó, además, que en todo momento recibió buen trato por sus captores y que no tuvo contacto con los otros periodistas que se encuentran aún secuestrados por el ELN, Diego D'Pablos y Carlos Melo, de RCN. Durante la llamada telefónica, Hernández envió un mensaje claro a los grupos armados de Colombia: que han atentado contra la libertad de prensa: "No pueden poner obstáculos a la labor de la prensa del país, nos tienen que dejar informar bien, porque uno aquí no puede informar bien si no va a las zonas apartadas". Claramente, el grupo terrorista los secuestró a los tres para que no informen sobre sus cultivos ilícitos. Hernández dijo que anoche estaba siendo trasladada a Cúcuta y expresó su deseo de llegar hoy a Bogotá. De la columnista no se tenían noticias desde el pasado sábado, luego de que una moto la recogiera en un camino interno para internarse en el Catatumbo.

Comentarios