Edición Impresa
Sábado 08 de Agosto de 2009

La gripe unió a padres y escuela

La participación de los padres fue decisiva para que los chicos se mantuvieran unidos a la escuela en tiempos en que la gripe A los dejó sin clases". La afirmación es una de las conclusiones que acerca un grupo de 19 directoras de Rosario. Sobre lo dicho tienen una noble aspiración: que esa relación se mantenga, se afiance y se manifieste todos los días.

La participación de los padres fue decisiva para que los chicos se mantuvieran unidos a la escuela en tiempos en que la gripe A los dejó sin clases". La afirmación es una de las conclusiones que acerca un grupo de 19 directoras de Rosario. Sobre lo dicho tienen una noble aspiración: que esa relación se mantenga, se afiance y se manifieste todos los días. Y algo más: ponen en primer lugar el vínculo afectivo como pilar de los aprendizajes. "El beso del martes fue el más esperado", dicen del día que volvieron a clases sus alumnos.

Ya hacía un buen rato que la reunión plenaria convocaba a las directivas de distintas escuelas rosarinas y la supervisora del circuito, Susana Dolber, a discutir sobre el funcionamiento diario de las instituciones a su cargo. Si bien pertenecen a un mismo circuito administrativo, cada una atiende realidades muy disímiles pero con aprendizajes y desafíos comunes.

La Capital les pidió conversar sobre lo que dejó la gripe A. No es extraño que lo primero que se mencione para rescatar sea "la responsabilidad demostrada por los padres para buscar las tareas". Es que si hay un problema que moviliza a pedagogos y estudiosos de la educación es cómo recrear lazos entre la escuela y las familias. O, para decirlo en criollo, que los padres —en tanto adultos— estén presentes en la educación de sus hijos.

Una de las directoras menciona enseguida el papel de los medios de comunicación en el momento en que el aislamiento se impuso: "La promoción por la tele ayudó a que muchos se enteraran de lo que estábamos haciendo y vinieran a retirar las tareas".

Pero lo más valioso que reiteraron una y otra vez fue sentir que "el padre se mostró responsable" y "volver a tenerlos en la escuela", según expresaron. Y es para escucharlas, ya que el ámbito de trabajo en que se mueven abarca a 7.600 alumnos (pertenecen a las escuelas Nº 63, 67, 83, 90, 98, 109, 112, 115, 119, 120, 134, 150, 525, 616, 773, 800, 1.323 y 1.358).

Para todas ellas, y también para el único director varón presente en la reunión, queda una sugerencia para hacer: que quienes dirigen las políticas educativas utilicen más los medios para apoyar esta idea de lo relevante que es que las familias estén siempre ayudando en las escuelas.

Diversidad de estrategias

La cita de las directivas se dio en la Escuela Nº 525 José C. Paz, de Rioja al 4100. Un bello establecimiento de barrio que, a pesar de no poder esconder los años de construcción, sorprende a simple vista por su cuidado.

Sentadas en círculo, la charla invitó a relatar las estrategias que se dieron para que ningún chico dejara de enterarse que el trabajo seguía aun en receso. Figuraron desde las cadenas telefónicas, las fotocopias, el recurso de internet, la compra de una promo de 3 mil mensajitos que usaron para decirles a los padres "que pasen a buscar" la ejercitación para sus hijos y hasta la Guardia Urbana Municipal (GUM), que acompañó a las maestras por los barrios a repartir la tarea casa por casa de los alumnos que no las habían retirado.

El comedor escolar también fue un punto de referencia para que los docentes se mantuvieran cerca de los chicos y sus familias. "Nos turnamos para que siempre, hasta el mismo día del asueto administrativo, hubiese un maestro a la hora de entregar la comida", comentó una educadora de la zona oeste.

También relataron que la decisión oficial del principio de entregar raciones frías no duró mucho. "Con el frío que hizo fue imposible darles todos los días a los chicos un sándwich", comentaron quienes a diario están en contacto con las necesidades de los niños y que sin pensarlo dos veces también ofrecieron comidas calientes.

En general, aseguran que el momento más difícil se vivió en las jornadas previas a que se interrumpiera el dictado escolar: "En ese momento crítico había mucha incertidumbre, sin información desde Educación y Salud, fue vergonzoso esperar hasta el 29 para saber qué pasaba y se suspendieran las clases".

El comentario acerca otra crítica: el de los mensajes contradictorios que bajan del ministerio a las escuelas, "del minuto a minuto", "pidiendo muchas estadísticas y números, cuando a nosotras nos interesa trabajar más con las personas".

El regreso   

Hay acuerdo para decir que "los chicos están bien", que tienen confianza en que "podrán recuperar contenidos", que "esta semana será en especial de evaluación para ver cómo se sigue" con lo programado para el ciclo lectivo, y que "se mantiene mucho cuidado con la higiene y la prevención".

Lo que es diferente para cada una es la información que manejan sobre el alcohol para las escuelas, además de gastos extras para artículos de limpieza. Un reclamo que desde Amsafé se viene anticipando desde antes que se retomaran las clases.

Como ya es tradición, cada una tomó la iniciativa para no dejar sin cuidados a la escuela, ya sea con compras anticipadas o bien utilizando el material que llegó para las elecciones.

Al margen de los comentarios que afianzan el poder organizativo de las escuelas en tiempos de crisis, y así como el mayor énfasis de la charla se dio en reconocer a los padres, también con mucha emoción se las escuchó hablar del regreso.

"Los chicos querían volver", "volvieron con ganas", "lo que extrañaron es la relación con la escuela, con sus compañeros, con la maestra, sobre todo cuando tuvieron que además aislarse de otras actividades", expresaron las directoras.

"El beso del día martes fue el más esperado", graficó una de las directivas al referirse a la vuelta a clases. Y enseguida siguieron las testimonios de cómo viven el oficio de educar en tiempos de virtualidades: "Nosotras valoramos ese aprendizaje del contacto, donde importa el afecto del cuerpo a cuerpo".

Comentarios