Edición Impresa
Domingo 16 de Agosto de 2015

La gran vidriera de la moda argentina en el Bafweek

Durante cuatro días diseñadores consagrados y emergentes mostraron sus colecciones primavera-verano en La Rural de Buenos Aires. El blanco y el negro fueron los protagonistas. La temporada se destaca por remeras cortas, vestidos al cuerpo, flecos y accesorios.

Los seguidores de la moda, los amantes de las tendencias y el diseño tuvieron su cita obligada en Bafweek, que se realizó en La Rural de Buenos Aires desde el martes al viernes. Diseñadores consagrados y emergentes tuvieron la oportunidad de mostrar sus colecciones primavera-verano en un escenario que se llevó toda la atención del público y de la prensa especializada.

Este año, el show más grande de la moda nacional, se destacó por el impacto visual y la musicalización de las presentaciones, el ciclo de charlas destinadas a productores y diseñadores de moda para mejorar sus metodologías de trabajo, y las atracciones paralelas como los stands y las fiestas que organizaron las distintas marcas.

   La estética, el arte y la creatividad de los hacedores nacionales brillaron en cada una de las pasadas de Bafweek. El blanco y el negro fueron estrellas tanto sobre las pasarelas como entre la platea ya que los famosos y famosas que se dieron cita optaron por estos clásicos y tradicionales colores que permitieron que se destaquen los accesorios (esclavas, collares, relojes, anillos) y el calzado.

   La apertura estuvo a cargo de la marca de la ex modelo Guillermina Valdés y el diseñador Fabián Paz que tienen su línea de zapatos, Valdéz. Espléndida, con un vestido al cuerpo con redes (una de las tendencias que se vio en las pasarelas) y calzado de su marca, la rubia se llevó todos los aplausos y los mejores comentarios de una primera fila repleta de celebrities.

Por los pies

   Tacos altísimos, botas cortas, zapatos cerrados con puntas abiertas en un estilo superfemenino dejaron en claro por dónde pasa la moda este verano.

   También hubo espacio en esta colección para un estilo más relajado en el que sobresalieron las panchas, las zapatillas y el must have de la temporada: los zuecos.

   Pablo Ramírez, uno de los consagrados de la moda argentina, abrió las pasarelas de la segunda jornada y deslumbró. Los negros absolutos, los blancos puros, los grises, el broderie y el denim (tejido vaquero) mostraron una vez más el meticuloso trabajo de este diseñador que amplía su paleta de colores sólo a pedido.

   Alló Martínez, María Vázquez, Juana de Arco, Giacobbe, Kosiuko, Helicia, fueron algunas de las marcas que participaron de este espacio cultural que es la gran vidriera de la moda argentina.

   Durante cuatro días intensos quedó claro que se vienen las puperas (crop tops), un look no tan casual incluso para el día, mucho blanco, colores estridentes en zapatos y carteras, los flecos y las redes, y un protagonismo total de los accesorios.

La sensualidad gana terreno en 2015/16. Así que será una temporada para mostrar y sugerir como nunca.

   Bafweek contó con el apoyo del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Comentarios