Cartas de lectores
Martes 15 de Noviembre de 2016

La gira del presidente

No puede un presidente realizar "giras mundiales", cuando su país lo marca el abandono de una clase social envejecida cómo son los jubilados y pensionados que perciben haberes que no superan los $ 5.000.

No puede un presidente realizar "giras mundiales", cuando su país lo marca el abandono de una clase social envejecida cómo son los jubilados y pensionados que perciben haberes que no superan los $ 5.000. Es llevar por el mundo, el descaro de la pobreza de su propio país. La inflación avanza por el poco interés de quien gobierna, sin advertir, en su escasa inteligencia que, $100 de ayer no son los mismos $100 de hoy, que han perdido su real valor. Cumplir una política del "mezquino", no sirve. No se dan cuenta de que si le dan más dinero a los abuelos habrá más circulantes monetarios que beneficiaría al comercio. Mientras, sus privilegiados, ricos empresarios, acostumbrados a la repleta billetera y la buena vida, ahorran y no invierten como es debido, ya sea por temor o desconfianza en la economía que aún está suspendida con alfileres. Por ello, urge que se vuelquen, cómo mínimo recuperable la suma de $ 2.000 a cada jubilado o pensionado que, en definitiva seguirá siendo una suma paupérrima ya que la corrosión ha desvalorizado totalmente estos haberes. Las giras mundiales deben realizarse cuando "la casa está en orden" y se pueda avalar el bienestar de un país. Lo contrario, sería "dar lástima".

Ariadna Cerrano / San Francisco - Córdoba

Comentarios