Maximiliano Pullaro
Jueves 08 de Septiembre de 2016

"La gente vive consternada en los barrios porque le abren un búnker y nadie hace nada"

El juez Carlos Carbone salió al cruce de las declaraciones del ministro de Seguridad, y le reclamó al Gobierno más celeridad en el proceso de nombramiento de jueces

El juez penal de Rosario Carlos Carbone habló esta mañana sobre el atraso en que incurre el gobierno provincial para las vacantes para jueces, y salió al cruce de las acusaciones que hizo el gobierno provincial hacia los magistrados.




Al respecto, Carbone aseguró: "En lo que concierne a la Cámara de Apelaciones de Rosario venimos con un atraso en cubrir las vacantes de varios años. Lo queremos decir es que así no se puede trabajar. Hace más de dos años que estamos en esta situación. En la Cámara somos la mitad. Deberíamos ser doce jueces y somos seis".

"Es resorte del Poder Ejecutivo llamar a concursos, designar jurados, realizar los exámenes, corregir las evaluaciones, hacer la entrevistas, establecer orden de mérito y finalmente enviar los pliegos de los candidatos a la Legislatura para que sean aprobados. Nunca pudimos entender las demoras. Los problemas no son de este gobierno, son de siempre. Los concursos tardan y el Poder Judicial no tiene nada que ver con los concursos. La Justicia lo único que hace es poner fecha de juramento una vez que el pliego del juez fue aprobado por la legislatura y el gobernador firma un decreto de nombramiento", remarcó Carbone.

El juez rosarino también salió al cruce de las declaraciones del ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, quien había criticado resoluciones que fueron tomadas por la Justicia.

En diálogo con LT3, afirmó: "No puedo entender cómo el ministro de seguridad se dedica a hablar del Poder Judicial. El que tiene que brindar seguridad es el ministro. No hay otro. Tiene que dar cuenta de qué se hace con la policía, qué se hace en los barrios. La gente vive consternada en los barrios porque le abren un búnker a metros de su casa y nadie hace nada. Si hay un ministro de Seguridad tendría que estar en otro asunto, en las investigaciones. Lo que pasó frente al departamento de calle Rodríguez (donde vive el dirigente de Newell's Claudio Martínez) no puede pasar en ningún país del mundo. Es algo que no se puede tolerar ni justificar. No puedo entender que el ministro que tiene esos problemas salga a hablar de los jueces".

Comentarios