Edición Impresa
Domingo 03 de Enero de 2016

"La gente siempre pospone los estudios médicos"

Sebastián Gubero es profesor de educación física y kinesiólogo, trabaja como personal trainer. Muchos lo llaman por prescripción médica, otros porque quieren adelgazar (en especial a partir de agosto) y otros porque desean hacer una actividad física. Pero la realidad es que a la mayoría le cuesta ir al médico y hacerse un chequeo antes de empezar.

"Se los exijo siempre, además hay una ordenanza que obliga a gimnasios y grupos de running a que tengan certificado médico, pero siempre te lo posponen, no ven la importancia, sobre todo cuando no tienen factores de riesgo evidentes", confesó Gubero.

Paralelamente más gente sale a hacer deporte, también ahora en el verano. Cambian los horarios pero son muchos los que aprovechan la época de vacaciones para empezar con una actividad física.

Gubero se pone firme con sus deportistas y admite que "si a los pocos meses de empezar no me traen el control médico dejo de entrenarlos" y cuenta que eso le sucedió con una mujer que nunca quiso ir al médico. "Los demás se lo hacen después de mucha insistencia", apuntó.

En grupo

Los que entrenan a grupos de running o corredores son más estrictos todavía. Además la Municipalidad los obliga a que tengan todos los controles médicos. Luciano Meritano es profesor de educación física y kinesiólogo de Merrell Running Team Rosario y además tiene otro grupo de corredores, en total dirige a más de 200 personas. Cuenta que muchos empiezan ahora, en enero. "Esos son los que dicen año nuevo, vida nueva y comienzan a hacer alguna actividad física". Pero sobre todo arrancan en agosto con el objetivo de adelgazar para el verano.

En el verano los horarios cambian, corren a las 7 de la mañana o después de las 19. Entre los deportistas hay quienes se están entrenando para participar de una carrera de montaña y otros que simplemente desean disfrutar de la actividad física.

"A todos los obligamos a tener el control médico. Apenas empiezan les damos una ficha médica donde tienen que tener ecodoppler, electrocardiograma, ergometría y análisis de sangre. Pero sobre todo les explico que el cuidado de la salud es una responsabilidad de cada una, no del profesor", puntualizó Luciano.

Desde estos equipos de deportistas lograron que el ICR organizara los turnos de tal manera de que en dos horas una persona se haya hecho todos los análisis. "Agilizar este tema fue fundamental porque sino la gente no va", admitió el entrenador.

Para el verano

Los entrenadores recomendaron vivamente la hidratación a la hora de hacer alguna actividad física: tomar agua antes, durante y después de hacer deporte.

Una persona que tiene sed ya está —en parte— deshidratada, por eso no hay que llegar a ese punto.

Y para controlar el nivel de hidratación, basta con observar el color de la orina. Si es muy concentrado hay que beber más agua.

Por último recomendaron que la gente haga deporte con profesionales idóneos, como los profesores de educación física y que eviten hacerlo por ejemplo con ex deportistas que no poseen la capacitación adecuada.

Comentarios