Diego Osella
Sábado 10 de Septiembre de 2016

La fórmula de Osella, con retoques

Matos entra por Formica para tener un referente de área y Prediger le ganó la pulseada a Sills por ser más vertical y lo hará por Mateo.

Diego Osella modifica el equipo, por obligación ante la ausencia del expulsado Diego Mateo, pero también de dibujo táctico y de nombres para contrarrestar el juego que considera puede plantearle Tigre. El entrenador de Newell's dispuso que mañana ingrese el atacante Mauro Matos por el enganche Mauro Formica, aparte de inclinarse por Sebastián Prediger para reemplazar a Pomelo, pese a que se insinuaba Juan Ignacio Sills.

   La suposición del entrenador es que Newell's tendrá un partido "parecido" al de la primera fecha contra Quilmes, "con mucha gente metida en campo rival y poco espacio para poder filtrar el pase" que es capaz Formica. Considera que para quebrar la resistencia rival, tiene que buscar otras alternativas, con un referente de área como Matos.

   "Seguramente con la salida de Formica perderemos un poco de gestación. Tenemos la intención de disimularla con Maxi y con Nacho", admite Osella, aunque considera que el riesgo que asumirá sin el Gato es menor que los beneficios. Fue así que cambió el esquema de tres volantes ofensivos, Amoroso, Formica y Maxi, para sacar a uno y que sean dos los puntas, y no uno, con Matos y Scocco.

   "Nacho (Scocco) está bien para salir a pivotear, pero cuando lo hace no ocupamos esa posición de centrodelantero, entonces amontonamos mucha gente en la zona de gestación. Cuando Mauro (Matos) entró (en el segundo tiempo contra Quilmes), la soportó bien. Es un jugador que preocupa al rival y le permite a Nacho salir a hacer lo que mejor hace, enganchar, pivotear, utilizar la media distancia", explica el entrenador sobre la ventaja que le da jugar con el ex San Lorenzo.

   A partir de las características de los titulares de mañana y de la táctica a implementar, Newell's dependerá de la salida rápida, el juego por las bandas, fundamentalmente por la derecha con Amoroso y las subidas de Advíncula, Quignon tocando y siendo opción de pase, Scocco moviéndose por el frente de ataque, Maxi Rodríguez con libertad para desplazarse y Matos haciéndose fuerte cerca del arco.

   Hace una semana, Osella definió que por la forma de jugar, el reemplazante natural de Mateo era Sills. Esa declaración hizo imaginar que el ex Olimpo estaría desde el inicio. Pero el elegido fue Prediger, a quien ese mismo día describió como un jugador proclive a desdoblarse en el medio. Justamente esa condición es valorada por Osella para enfrentar a un conjunto que saldrá a esperar.

   Prediger tiene más llegada que Sills y Newell's necesita proponer, ir a buscarlo. Con Sills estaría más contenido. "Sebastián nos da un buen uno versus uno", señala Osella, pensando que el juego vertical del volante es capaz de desnivelar y romper la oposición contraria. Según Osella, también lo prefirió antes que Sills porque se encuentra mejor físicamente que el ex Olimpo.

El técnico se encarga en aclarar que las modificaciones son consecuencia de lo que se imagina sucederá mañana. Como siempre, en la cancha se verá si da resultado, y si los futbolistas, en definitiva, los intérpretes, responden a esa idea.

Hoy se venden las entradas

La venta de entradas para el compromiso entre Newell's y Tigre empezará hoy. El expendio de las mismas será de 11 a 18 en las boleterías de la puerta 6 del estadio. En tanto, proseguirá mañana desde las 10 hasta el inicio del partido. Las puertas del estadio se abrirán mañana a las 12, pese a que media hora antes se jugará el choque de la reserva. Los precios de las entradas son: generales, 200 pesos; menores, 60; jubilados y damas, 100; y tribuna oficial (socio y no socio), 100 y 300. Además: platea alta (socio y no socio), 300 y 500; platea baja, 400 y 600; platea visera, 500 y 700. La expectativa es grande por ver a Newell's de local luego de tres meses. También será un examen para la seguridad de la provincia con efectivos repartidos en la misma tribuna baja que da espaldas al hipódromo.

Comentarios