La ciudad
Miércoles 15 de Febrero de 2017

La firma de bandera suma un vuelo semanal a Ushuaia

El vuelo a Ushuaia, solicitado desde mediados del año pasado por el titular del aeropuerto local, Raúl Garo, se pondrá en marcha recién a mediados de julio.

A partir del 17 de julio próximo Rosario sumará un vuelo directo por semana a Ushuaia a través de la empresa Aerolíneas Argentinas. El anuncio, hasta ayer no comunicado oficialmente aún al directorio del aeropuerto local, fue confirmado a La Capital por el propio gerente de Asuntos Públicos de la firma, Pablo Marcó. La noticia se conoce en el marco de un proceso de rediseño de vuelos que causó preocupación en el mercado turístico y aeroportuario local, pero que la compañía de bandera se encarga de leer en clave optimista.

La decisión de sumar la conexión fue hecha pública en el marco de una visita que hace unos días realizaron a Tierra del Fuego el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, y el presidente de Aerolíneas Argentinas, Mario Dell'Acqua.

El vuelo a Ushuaia, solicitado desde mediados del año pasado por el titular del aeropuerto local, Raúl Garo, se pondrá en marcha recién a mediados de julio próximo, cuando promedien las vacaciones de invierno en Santa Fe (que irán del 10 al 21 de ese mes).

La novedad se suma a otra buena noticia para el aeropuerto local: que el 3 de abril próximo comenzará a operar un vuelo diario, temprano, desde Aeroparque.

En ese caso, el vuelo —típicamemente "corporativo" o de negocios— saldrá de Capital Federal a las 6.45 y llegará a Rosario a las 7.40. Por la tarde, regresará desde Fisherton a las 18.50 para llegar a Aeroparque a las 19.45.

Se trata de dos buenas noticias en un contexto que es, cuanto menos, susceptible de distintas valoraciones.

Desde la empresa afirman que este año no habrá achique de destinos ni frecuencias, sino una reorganización de vuelos que responde a una lógica de fortalecimiento y mejora de la conectividad, pero también a una racionalidad económica, lo que implica temporadas.

Según la firma de bandera, Rosario "pasará a tener vuelos directos" a El Calafate y Bariloche, en lugar "triangulares combinados con Córdoba".

Pero desde otra óptica, el punto es que a partir de abril, Rosario perderá sus seis frecuencia semanales a El Calafate (vía la capital mediterránea) y recién tendría dos conexiones directas a la semana con esa localidad santacruceña a partir de septiembre.

Respecto de Bariloche, el tradicional destino cordillerano conservará sólo tres de sus siete frecuencias semanales, mientras que también se reducirán los vuelos a Iguazú, Mendoza y Córdoba.

Aerolíneas comunicó formalmente que el aeropuerto de Fisherton "conectará con Mendoza y Salta con cuatro vuelos semanales a través del Corredor Norte" y mantendrá el que sale de Ezeiza y llega a Córdoba, con Rosario como escala, "conectando con la oferta internacional".

Eso sí: para regresar de Córdoba a Rosario el pasajero deberá pasar antes por Aeroparque, por lo que el tiempio de vuelo no bajará de las cuatro horas y poco.

Comentarios