La ciudad
Lunes 01 de Agosto de 2016

La fiesta de la Pachamama comenzó con tres tragos para tener buena salud

La popular fiesta de la caña con ruda congregó a gran cantidad de familias y emprendedores en el parque Yrigoyen. Música, baile y artesanías

La tradición litoraleña manda que hoy bien temprano, rigurosamente en ayunas, se tomen tres tragos de caña con ruda para ahuyentar males y atraer salud. El ritual, de origen guaraní, coincidirá con otra celebración de pueblos originarios que tienen presencia en Rosario, ya que hoy comienza a festejarse también, especialmente en el Noroeste, el día de la Pachamama. Con esas dos ceremonias como excusa ayer hubo una gran fiesta popular en el parque Hipólito Yrigoyen y más de mil personas participaron del convite, donde se vendieron humitas, empanadas y tortas asadas, corrió el mate, se ofrecieron artesanías,y se armó el baile. Al compás del chamamé, los músicos se lucieron arriba de dos escenarios y las pistas para parejas "hasta quedaron chicas", afirmó ayer el director de Eventos Descentralizados de Cultura provincial, Ariel Illánes.

Rosario ya lleva once años rescatando oficialmente la tradición de la caña con ruda, cuyo origen se remonta a los pueblos guaraníes, que reconocían a esa hierba propiedades medicinales (contra parásitos, malestar estomacal y ardor por picaduras), así como virtudes mágicas para conjurar la mala suerte y espantar los males del invierno. De hecho, la creencia (luego extendida sincréticamente a la población criolla) era que agosto traía mayor mortalidad por la conjunción de las lluvias y el frío.

Por eso, para arrancar el mes fortalecidos, la tradición manda pegarle tres tragos a la caña enriquecida con ruda como primera ingesta del día. Sin exagerar, porque hoy es lunes.

Pero ayer fue domingo y sobró tiempo para la fiesta. Temprano, con un día que al menos no cumplió los pronósticos de lluvia, se fueron armando las mesas y los stands, donde ubicaron sus producciones cerca de un centenar de artesanos y emprendedores, precisó el secretario de Economía Social de la Municipalidad, Nicolás Gianelloni.

Entre ellos se apostaron los productores del ingrediente indispensable para la fiesta, la propia caña con ruda macerada desde días previos, los cocineros de empanadas, humitas y torta asada (sólo para participar de ese concurso se presentaron veinte grupos), así como otros muchos "feriantes emprendedores" que llevaron sus coloridas artesanías en mate, textiles, lana y cuero.

Como era de esperar, el folclore, y en especial el chamamé, le pusieron calor a la jornada. Y a los escenarios levantados en el parque de zona sur subieron distintos grupos y solistas. Al final no pudo faltar "Caña con ruda", el tema creado por Tarragó Ros.

Más de mil personas merendaron, bailaron y se divirtieron en la fiesta, llevándose consigo una petaca o una botella con caña (que se vendieron a 50, 80 y 100 pesos), de las que hoy beberán para que agosto los trate bien.

Comentarios