Explosión Balcarce 23 Bis
Lunes 16 de Mayo de 2016

La explosión de calle Balcarce se debió a la acumulación de gas entre las paredes

Lo determinó la fiscalía que entiende en la causa, quien deslindó de toda responsabilidad a la persona fallecida, quien hacía tres días que estaba viviendo en ese lugar.

La explosión de calle Balcarce, en la que falleció una persona de 60 años y sufrió numerosos daños materiales, se debió a la acumulación de gas entre las paredes del edificio. Así lo determinó la fiscalía, que desligó de toda responsabilidad a esa persona, al tiempo que señaló que la fuga era "imperceptible", motivo por el cual era casi imposible ser detectada por el olfato.
El hecho sucedió el 23 de marzo pasado cuando explotó una parte del edificio de Balcarce 23 Bis, que derivó en la muerte posterior de Alejandro Bogado, y que arrojó el saldo de cinco heridos y numerosas pérdidas materiales.
Bogado había venido a Rosario para dictar clases de música para la Municipalidad y hacia solo tres días que vivía en el inmueble que explotó.
Como parte de la causa, esta tarde personal de bomberos, Policía de Investigaciones, personal de Enargas -que llegó desde Buenos Aires- y de Litoral Gas realizaron una inspección ocular en el inmueble ante la posibilidad de determinar si es que hay que apuntalar el edificio o demolerlo, lo que haría más complejo la investigación.
"La fiscalía tiene comprobado una acumulación de gas entre las paredes del edificio, esto es las paredes donde pasan los cables, y se produjo una acumulación imperceptible para el olfato, que es imposible de detectarla", argumentó Sebastián Carranza, de fiscalía, en diálogo con LT 3.
No obstante, sostuvo que "no se sabe aún de donde proviene esa pérdida y que chispa fue la que derivó en la explosión, porque dada la pérdida podría haber sido cualquier artefacto del inmueble".
Respecto a la responsabilidad que le pudo caber a la persona fallecida, desde fiscalía explicaron que "eso se descartó casi desde un primer momento, porque si bien esa persona llegó a comentar que estaba a punto de prepararse un té, que fue lo que llevó a pensar en un primer momento que podía ser una fuga en la cocina o el calefón, una vez avanzada la investigación se determinó que fue por la acumulación de gas entre las paredes".
Sobre la posibilidad de demoler el inmueble, comentó: "Uno de lo motivos de esta pericia es justo para ver eso, si se comienza a apuntalar o si es necesario demolerlo", aunque en este ultimo caso advirtió que "no se pierden las pruebas, en todo caso se buscará la forma de preservarlas".
Embed

Comentarios