Economía
Viernes 22 de Julio de 2016

La expectativa de inflación para doce meses araña el 30 por ciento

La inflación que el público espera para los próximos doce meses a nivel nacional se ubica, para el promedio, en el 29,8 por ciento, según un sondeo de expectativas difundido ayer por la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

La inflación que el público espera para los próximos doce meses a nivel nacional se ubica, para el promedio, en el 29,8 por ciento, según un sondeo de expectativas difundido ayer por la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT).

El informe del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de esa Universidad indicó que las perspectivas inflacionarias registraron una caída de 3,1 puntos porcentuales con respecto al relevamiento de junio.

El director del CIF, Juan José Cruces, señaló que la expectativa de inflación cae tanto para los sectores de ingresos bajos como para los de mayor poder adquisitivo.

Según la medición, la estimación inflacionaria para los próximos doce meses, para el promedio, en Capital Federal alcanzó a 26,6 por ciento, lo que implica una disminución de 3,5 puntos porcentuales comparado con junio.

Por su parte, la perspectiva de inflación en el interior del país fue de 28,3 por ciento, lo que significa una merma 1,6 punto.

Si bien las expectativas de una desaceleración inflacionaria se alinean con una política económica que apuesta con ímpetu a profundizar la recesión para disciplinar los precios, el índice de costo de vida que difundió el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) motivó la preocupación del Banco Central. Es que los precios crecieron 3,1 por ciento, con fuerte impacto del alza de valores en bienes y servicios privados.

Tomate y aceite. Por estos días un factor de preocupación es el precio del tomate de mejor calidad, que llegó a costar hasta 60 pesos el kilo en verdulerías de barrios porteños más cotizados. Productores dijeron que el alza responde a razones "estacionales" y señalaron que en los próximos días retomará su valor "normal".

Advirtieron, no obstante, que la actual siembra afronta una seria baja, por lo que los precios "seguramente podrían dispararse en noviembre, cuando empiece la nueva cosecha".

Por otra parte, el dueño de la marca de aceite Marolio, Víctor Fera, aseguró ayer que la botella de 900 centímetros cúbicos costará entre 35 y 37 pesos en agosto y alcanzará los 40 pesos en septiembre, pero llegará a 90 pesos al menos este año. El empresario dijo que a partir de septiembre el precio del aceite estará totalmente liberado.

Ayer denunciaron desabastecimiento en Buenos Aires.

Comentarios