Ni una menos
Sábado 04 de Junio de 2016

La escritura en el cuerpo de las mujeres

A un año del Ni Una Menos seguimos atestiguando el aumento cotidiano de la cifra de feminicidios.

A un año del Ni Una Menos seguimos atestiguando el aumento cotidiano de la cifra de feminicidios. El asesinato de la adolescente Chiara Páez desencadenó que multitudes diversas se plantaran para manifestar su hartazgo frente a la violencia machista. Esta vez es otra vez. Y es en los cuerpos de tres niñas de 12 años: Guadalupe, Micaela y Milagros, asesinadas en los últimos diez días, donde se actualiza el horror, la bronca y la inquietud. Ante la brutalidad con la que la realidad nos interpela vuelvo a lo que considero material de lectura necesario y que permite repensar la violencia desde una propuesta teórica contundente. En 2004 Rita Segato fue invitada, por organizaciones derechos humanos, a exponer en Ciudad Juárez su interpretación en torno a los ininteligibles crímenes perpetrados, durante más de una década, en contra de las mujeres de esa ciudad.

En el libro La Escritura en el Cuerpo de las Mujeres Asesinadas de Ciudad Juárez, editado en 2013, la editorial Tinta Limón presenta un ensayo en el que la antropóloga argentina nos invita a dejar de pensar las muertes como simples crímenes de odio o hechos aislados consecuencia de la violencia instrumental orientada a la imposición de una voluntad sobre otra. En su propuesta sostiene que los feminicidios deben ser considerados como actos comunicativos que tienen como finalidad emitir un mensaje en los cuerpos de las mujeres. Cuerpos convertidos en territorios en los que capitalismo y patriarcado inscriben con crueldad su ejemplaridad soberana.


"Seguimos atestiguando el aumento cotidiano de la cifra de feminicidios. Esta vez es otra vez. Y es en los cuerpos de tres niñas de 12 años"

El libro, una edición pequeña y práctica, incluye además una entrevista en la que la investigadora amplía su propuesta e introduce al campo de desarrollo teórico sobre la problemática de la violencia expresiva un análisis de la realidad argentina y latinoamericana. "Solo las comunidades con tejido social vigoroso, políticamente activas y dotadas de una densidad simbólica aglutinante tienen la capacidad de proteger a todas sus categorías de miembros, mantener formas de economía basada en la reciprocidad y la solidaridad y ofrecer un sentido para la vida. Cuando esa opción existe la muerte como proyecto es rechazada", propone Segato y está en cada una de nosotras asumir el compromiso.


Comentarios