La ciudad
Martes 10 de Enero de 2017

"La EPE tomará las medidas internas necesarias para profundizar las reglas de seguridad"

Lo dijo el vocero de la compañía estatal, Hugo Ceré, tras el accidente fatal de ayer en Zavalla. Fue tercer caso mortal en un mes y medio.

La Empresa Provincial de la Energía (EPE) "tomará todas las medidas correctivas internas para profundizar los controles sobre la aplicación de las reglas de seguridad". Así se expresó esta mañana, Hugo Ceré, vocero de la compañía estatal, luego de conocerse ayer el fallecimiento de un empleado de una firma contratista de la EPE en la zona de Zavalla.
Con el caso de ayer, ya son tres los trabajadores (uno de los cuales pertenecía a la planta oficial de la EPE) que murieron desde mediados de noviembre hasta ayer mientras prestaban servicios.

aepe2.jpg
El operario de la EPE murió en el acto. Fue el viernes en Puerto San Martín.
El operario de la EPE murió en el acto. Fue el viernes en Puerto San Martín.

Ceré dijo a La Capital que la EPE "está investigando y tomando las medidas correctivas en un contexto de volumen de trabajo muy grande. En los últimos meses hay más operaciones sobre el tendido eléctrico. La empresa tiene unos 50 mil kilómetros de tendidos en redes de baja, media y alta tensión, y gran parte se encuentra en territorio que está bajo la emergencia hídrica".
Ceré señaló que en los protocolos de seguridad de la EPE se siguen las especificaciones mencionadas en "ley nacional 19587, de operaciones y de higiene y seguridad", y en ese sentido sostuvo que hay "cinco reglas de oro" que las cuadrillas deben seguir a rajatabla.

"Se van a realizar todos los peritajes para determinar dónde estuvo el error en una operación en la que no se cumplió alguna de las cinco reglas".
El vocero sintetizó los pasos que deben cumplirse cuando los operarios realizan tareas de reparaciones en baja, media y alta tensión. "Abrir: quiere decir corte visible y efectivo del servicio; bloquear las instalaciones y señalizaciones para el paso de energía; verificar la ausencia de tensión; aterrar: poner a tierra y en cortocircuito las instalaciones, y delimitar: señalar el área de trabajo".
"Eso es lo que indica la ley nacional 19.587, de operaciones técnicas y de higiene y seguridad. Cuando alguien entra a la EPE se capacita durante un mes en esas cuestiones, y luego lo sigue haciendo en la práctica", expresó Ceré y con relación al siniestro de ayer añadió: "Se van a realizar todos los peritajes para determinar dónde estuvo el error en una operación en la que no se cumplió alguna de las cinco reglas".

aelectrocuta.jpg
El lugar donde perdió la vida Carlos Ramírez, empleado de una firma contratista de la EPE
El lugar donde perdió la vida Carlos Ramírez, empleado de una firma contratista de la EPE

Ayer falleció un operario que trabajaba para une contratista de EPE en la localidad de Zavalla mientras realizaba tareas en el tendido eléctrico. El siniestro ocurrió detrás de un lavadero de camiones ubicado sobre la ruta A012. El trabajador, de 33 años, fue identificado como Francisco Ramón L.
Las primeras versiones señalaron que la víctima habría estado realizando trabajos en el tendido eléctrico luego de los inconvenientes generados por la última tormenta y recibió una descarga que resultó fatal.
La secuencia de siniestros.
El viernes pasado, un operario de planta permanente de la EPE falleció en forma instantánea luego de recibir una descarga eléctrica mientras trabajaba sobre una columna de alta tensión, en Puerto General San Martín.
Adrián Reinoso, de 45 años, se desempeñaba en el área de Distribución de Trabajos con Tensión en la Sucursal San Lorenzo. El accidente se registró en una torre de tensión ubicada en Presidente Perón e Irigoyen de Puerto San Martín.
Cuando se accidentó estaba realizando tareas en el marco del plan de contingencia que había puesto en marcha la EPE en los departamentos que resultaron afectados por el temporal.
El 23 de noviembre pasado perdió la vida Carlos Ramírez, operario de una empresa contratista de la EPE, quien recibió una descarga de electricidad que lo mató en segundos. Tenía 60 años y se desempeñaba en la zona de Juan XXIII al 5900, a metros de Roullión en la zona sudoeste de Rosario. .


Comentarios