Edición Impresa
Viernes 09 de Marzo de 2012

La docencia y el poder de cambio

Sol Zuiani tiene 23 años y está en 4º año del profesorado de educación primaria, en el Normal Nº 1. “Creo que la elección de la carrera un poco tiene que ver con mi familia, la mayoría docentes; y porque considero que los maestros tenemos la posibilidad de generar cambios, aportando distintas visiones sobre el mundo y diversas expectativas hacia los alumnos que queremos formar”, dice sobre sus expectativas. Y convencida agrega: “Considero que en buena parte de nosotros depende la formación de ciudadanos críticos, comprometidos, y pensantes, entre otros”.

De lo que lleva transitado por la carrera —comienza el último año de la misma— dice que encontró satisfacción en las prácticas docentes. “Poder ver en los chicos el asombro que sienten al descubrir que se apropiaron del conocimiento, es decir cuando ellos mismos se alegran de poder realizar algunas cosas”, explica.

Y si se trata de hablar de las situaciones más difíciles a la hora de cursar, Sol asegura que lo “más complejo fue combinar el trabajo y la carrera, ya que la misma consta de una gran carga horaria”. Igual la elección vale la pena, ya que afirma sin rodeos que se ve trabajando en lo que eligió. “La verdad que sí —responde— me veo trabajando en lo elegido”, y además dice que cuando estuvieron en algunas escuelas haciendo prácticas y observaciones les comentaban la demanda laboral que hay.

Comentarios