Edición Impresa
Lunes 21 de Noviembre de 2016

La desigualdad y los impuestos

"Mayor justicia tributaria". Con estas tres palabras el gobernador Miguel Lifschitz presentó el lunes pasado un proyecto de ley que remitirá a la Legislatura y que plantea algunos cambios impositivos, iniciativa que acordó con las cámaras industriales, comerciales y rurales de toda la provincia. El principal punto de la iniciativa es una rebaja de ingresos brutos para 90 mil pequeños comercios. Sin embargo, este proyecto no introduce ninguna reforma sustancial en el sistema tributario provincial, que pone el énfasis en los impuestos indirectos y regresivos (ingresos brutos y sellos), como también en las exenciones que gozan los sectores de mayor capacidad contributiva, como son las grandes empresas exportadoras.

Como sostiene José Nun, en el libro "La desigualdad y los impuestos" que compila, "es evidente que el sistema tributario tiene una incidencia decisiva en cualquier proyecto que se proponga lograr una mayor igualdad". Sin embargo, el sistema tributario santafesino, en sintonía con el nacional, privilegia los impuestos a los consumos y muestra un nivel muy débil de tributación directa a los patrimonios.

El propio ministro de Economía santafesino, Gonzalo Saglione, admitió la semana pasada que ingresos brutos (un tributo que grava las ventas y que termina pagando el consumidor sin tener en cuenta el poder adquisitivo del contribuyente) representa el 70 por ciento de la recaudación propia de la provincia. En cambio, el monto que percibe anualmente del impuesto inmobiliario urbano y rural, es decir un tributo que grava los bienes patrimoniales, apenas llega al 8,45% sobre la totalidad de los recursos propios, mientras que en el año 1999 representaba un 22 %. Y si sólo analizamos el inmobiliario rural, éste equivale sólo al 2,66% de los recursos tributarios de origen provincial. Para 2017 se emitirán boletas por sólo $929.340.000.

"Y esto es así porque Santa Fe es la única provincia que no ha hecho un revalúo de los valores de sus inmuebles, tanto de los rurales como de los urbanos y cuyas valuaciones datan del año 1996", dice un informe que el propio Ministerio de Economía provincial elaboró en julio de 2014, cuando el gobernador era Antonio Bonfatti. Así, Santa Fe emite menos de la mitad que Córdoba y algo menos que Entre Ríos en impuesto inmobiliario rural. Córdoba, por ejemplo, emitió este año dos mil millones de pesos con una superficie similar a la de Santa Fe.

Es que desde 2010 todas las provincias comenzaron a incrementar la percepción de los tributos propios a través de sucesivas reformas tributarias, como Córdoba, Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sin embargo, los intentos realizados en Santa Fe fracasaron estrepitosamente. Es el caso de las exenciones fiscales del Estado provincial que benefician a doce empresas exportadoras ubicadas en el sur provincial, que desde 1991 a partir de distintos pactos fiscales se encuentran exentas del pago de ingresos brutos. Esto priva al Estado provincial de recaudar millones de pesos por año que se podrían volcar al gasto social.

¿Por qué un pequeño comercio o industria de Santa Fe paga ingresos brutos y no así Aceitera General Deheza, Molinos Río de la Plata, ACA, Bunge, Vicentín, Dreyfuss, Nidera, Alumbrera, Noble, Cargill, AFA y Toepfer? ¿Dónde está la equidad tributaria?

Tanto el gobierno de Binner como el de Bonfatti presentaron en su momento proyectos en la Legislatura para terminar con estos beneficios, pero la fuerte oposición de diputados y senadores justicialistas, que se mostraron muy permeables a lobbies empresariales, hicieron fracasar esas iniciativas. En la actualidad, los diputados Mercedes Meier y Carlos Del Frade tienen ingresada en la Legislatura una iniciativa para cobrarles una tasa del 4,5% de ingresos brutos a las exportadoras radicadas en la provincia, pero ésta ni fue tratada en comisión.

Es que el gobierno de Lifschitz ya dio señales de que ni se plantea terminar con estos privilegios de los que gozan estas grandes empresas. Por eso, aunque uno ponga el mayor de los esfuerzos por intentar comprender, lo de "mayor justicia tributaria" realmente no se entendió.

Comentarios