Policiales
Miércoles 30 de Noviembre de 2016

La defensora desligó a su pupilo delfatal ataque

En su alegato final, la defensora pública María Eugenia Carbone aseguró que a Javier Jeremías Espinoza Bullón no se le puede atribuir la figura de homicidio críminis causa porque el tirador no tuvo la intención de matar.

En su alegato final, la defensora pública María Eugenia Carbone aseguró que a Javier Jeremías Espinoza Bullón no se le puede atribuir la figura de homicidio críminis causa porque el tirador no tuvo la intención de matar. En su declaración, el acusado se despegó del crimen y atribuyó la autoría del disparo a Gastón S., no mencionado en la causa.

"Esa noche (el 22 de noviembre de 2014) estaba en la vereda de mi casa, llegaron dos pibes (Ricardo R. y Gastón S.) y me dijeron «vamos a laburar». Fuimos en una moto Honda Bross hasta Virasoro y Paraguay. Nos subimos al cordón de la vereda y después nos metimos en el garaje. Yo revisé el auto. Después cruzamos la calle y en ese momento escuché un tiro y uno de los pibes que le decía (a Calvano) «quedate quieto». Me asusté y salí corriendo. Ellos se fueron en la moto. Yo tenía un revólver 38, no una pistola, pero no tengo nada que ver con ésto", contó Espinoza Bullón.

Con relación al operativo en el que fue detenido el acusado, la abogada dijo que el testigo no "presenció el procedimiento y el arma que secuestraron se la mostró un policía que la sacó de un bolsillo", sostuvo Carbone.

Comentarios