La ciudad
Martes 05 de Julio de 2016

"La decisión es seguir, en ese o en otro lugar"

El abogado del Laboratorio Apolo, Damián Escudero, se presentó esta semana en Tribunales para anunciar que la empresa había abonado el último saldo pendiente a los acreedores del concurso iniciado en el Juzgado Civil y Comercial Nº 1. "Los créditos están integrados y se pudo acreditar que la firma tiene fondos para continuar", sostuvo el profesional y apuntó que el objetivo es evadir que se haga efectiva la quiebra originada en una demanda laboral. "La decisión de la empresa es seguir trabajando; en ese u otro lugar, la idea es continuar", sostuvo. Sin dar los nombres de los actuales titulares de la empresa, Escudero sostuvo que "la nueva gestión" de Apolo había "invertido para poner la planta a nuevo". Y señaló que el incidente desatado hace ocho días en el depósito del establecimiento, donde una caldera voló por los aires, resultó "una fatalidad". De todas formas, sostuvo que "en lo inmediato ha desaparecido el fantasma de la quiebra", y que la idea es que la empresa continúe con la producción de medicamentos "en ese u otro lugar. La decisión está firme, la empresa tiene los permisos para elaborar distintos productos y, una vez pasada la crisis, veremos las alternativas que tenemos para seguir", apuntó.

El abogado del Laboratorio Apolo, Damián Escudero, se presentó esta semana en Tribunales para anunciar que la empresa había abonado el último saldo pendiente a los acreedores del concurso iniciado en el Juzgado Civil y Comercial Nº 1. "Los créditos están integrados y se pudo acreditar que la firma tiene fondos para continuar", sostuvo el profesional y apuntó que el objetivo es evadir que se haga efectiva la quiebra originada en una demanda laboral. "La decisión de la empresa es seguir trabajando; en ese u otro lugar, la idea es continuar", sostuvo. Sin dar los nombres de los actuales titulares de la empresa, Escudero sostuvo que "la nueva gestión" de Apolo había "invertido para poner la planta a nuevo". Y señaló que el incidente desatado hace ocho días en el depósito del establecimiento, donde una caldera voló por los aires, resultó "una fatalidad". De todas formas, sostuvo que "en lo inmediato ha desaparecido el fantasma de la quiebra", y que la idea es que la empresa continúe con la producción de medicamentos "en ese u otro lugar. La decisión está firme, la empresa tiene los permisos para elaborar distintos productos y, una vez pasada la crisis, veremos las alternativas que tenemos para seguir", apuntó.

Comentarios