Edición Impresa
Miércoles 26 de Agosto de 2015

La cuenta que quedó pendiente

Un reconocido abogado penalista de la ciudad, que la semana pasada se exhibió acompañando al famoso gigoló Javier Bazterrica, convocó a un grupo de periodistas y colegas para compartir una cena y contar los jugosos pormenores de las 48 horas que iban a catapultarlo a la fama de los medios nacionales.

Un reconocido abogado penalista de la ciudad, que la semana pasada se exhibió acompañando al famoso gigoló Javier Bazterrica, convocó a un grupo de periodistas y colegas para compartir una cena y contar los jugosos pormenores de las 48 horas que iban a catapultarlo a la fama de los medios nacionales. Así fue que los invitados se reunieron en torno a una mesa de un restaurante de la costa central y empezaron a degustar buenos vinos y buena carne mientras esperaban al anfitrión y su abultada billetera. Tras numerosos llamados telefónicos no respondidos, ya entrada la madrugada y cuando la espera se había hecho eterna, abogados y periodistas tuvieron que meter sus manos en los bolsillos para afrontar una suculenta adición. Dicen que se la van a hacer pagar con creces.

Operaciones y denuncia de golpe

La política argentina siempre ha permitido miradas encontradas sobre casi todo lo que pasa. Explicaciones a medida, de acuerdo con los intereses con los cuáles se mire la realidad. Los hechos de Tucumán no fueron la excepción. Oficialismo y oposición dieron sus propias versiones. Víctor Hugo Morales, para no ser menos, también aportó la suya: “Fue una operación montada por Clarín y el canal TN”, dijo el uruguayo. “Lo que vimos fue uno de los peores crímenes mediáticos”, describió, tras lo cual denunció que “salen a buscar uno, dos, tres muertos”. Posteriormente aseguró que no hubo represión ni heridos en los cuales tuviesen responsabilidad  las autoridades de la provincia. Y fue más allá: dijo que hay una operación en marcha para dar un golpe antes de las elecciones de octubre para impedir un triunfo del oficialismo.

El jurado que no quiso responder

Llegó el momento más esperado para los seguidores de Masterchef. Esta noche se define entre Martín y Alejo quien será el ganador del certamen. Uno de los jurados, Christophe Krywonis, compartió sus impresiones en una entrevista radial. Dijo que es una final con mayor nivel técnico que la del año pasado, aunque después evitó contestar si “la soberbia de Alejo le puede jugar a favor o en contra”. Para evitar problemas la calificó como “una pregunta capciosa, si te la respondo te adelanto el resultado de la final”.

Comentarios