Política
Domingo 04 de Septiembre de 2016

La CTA y la CGT advierten al gobierno sobre "medidas de acción" conjuntas

Dirigentes de ambas centrales dejaron picando la posibilidad de un paro general si no se escuchan los reclamos de los trabajadores.

Tras la masiva demostración de fuerza de la Marcha Federal convocada por las dos CTA y que culminó anteayer en Plaza de Mayo "contra los despidos, el tarifazo y el ajuste", tanto la Central de Trabajadores Argentinos como la CGT insistieron ayer en sus reclamos al gobierno y advitieron sobre futuras medidas de acción directa si no son escuchados.

Juan Carlos Schmid, uno de los tres secretarios generales de la CGT unificada, advirtió ayer que el próximo Comité Confederal va a "definir cursos de acción" para elevar reclamos al gobierno nacional, mientras que el jefe de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, sostuvo que si el Ejecutivo "no escucha las demandas de los trabajadores", van a "ir a un paro general en unidad con todas las centrales gremiales".

Desde el gobierno, quien salió a hablar tras la Marcha Federal de anteayer fue el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, quien sostuvo que la movilización fue "variopinta" ya que "no solamente había gente que viene reclamando desde hace tiempo, sino también se mezclaron expresiones políticas de quienes, en algún sentido, estaban encontrados hace mucho tiempo".

Schmid cuestionó la presencia de algunos dirigentes, en especial el imputado ex vicepresidente kirchnerista Amado Boudou, al considerar que "debería tener un atisbo de vergüenza y no aparecer", aunque aclaró que "en una manifestación de esas características, tan masiva, uno no puede hacer un derecho de admisión" sobre quién puede participar. Micheli también coincidió con esta crítica. "Se podría haber quedado en la casa", deslizó.

Paso a paso. Aunque desde la CGT se niegan a hablar de un paro general y destacan el diálogo con el gobierno, el jefe del Sindicato de Dragado y Balizamiento recordó que el "consejo directivo ha convocado al Comité Confederal para el día 23 (de septiembre) y esa fecha seguramente va a haber una evaluación más precisa de todo este momento que estamos atravesando y allí se van a definir cursos de acción".

Para Micheli, en tanto, "el gobierno tiene que estar preocupado" tras la Marcha Federal y debe "llamar al diálogo y no patear todo para el año que viene", a la vez que advirtió sobre la posibilidad de "ir a un paro general en unidad con todas las centrales gremiales" si el Ejecutivo "no escucha las demandas de los trabajadores".

"Ayer (por el viernes) estuvimos los trabajadores en la calle, así que el gobierno tiene que dar cuenta de lo que está pasando. El anterior gobierno nos robó, los esquilmó a los trabajadores, nos discriminó a los que pensábamos distinto, y este gobierno sigue igual", juzgó Micheli, quien la semana que viene se reunirá con Triaca.

Desde la CGT, Schmid subrayó que no esperan que después de anteayer con el gobierno aparezca "una solución de manera espontánea", pero subrayó que "el diálogo implica sentarse a la mesa, pero también tener voluntad de cambio".

"El gobierno cuando llegó había alentado un pacto social que nunca se concretó. Ahora la situación está mucho más difícil", remató el cegetista ante la posibilidad de que el Ejecutivo convoque a una mesa de diálogo a distintos sectores.

Luego advirtió: "La centralidad de los problemas está en el empleo y la inflación", por lo que señaló que "no se ha descartado" un paro nacional.

Frente a esta serie de reclamos del sector sindical, el ministro Triaca sostuvo que en el gobierno "no" son "ajenos al momento difícil que está transitando la Argentina", pero remarcó que "vamos en un sendero donde en poco tiempo vamos a tener oportunidades de crecimiento, que se empieza a manifestar en algunos sectores; en otros existen más dificultades".

Triaca celebró que "en la Argentina hay una oportunidad que no se daba en tiempos anteriores que es la de poder manifestarse libremente sin que el Estado te persiga".

Comentarios