El Mundo
Lunes 03 de Octubre de 2016

La crisis interna daña al Psoe en los sondeos

La guerra interna en el socialismo español del PSOE, desatada esta semana y que le costó el cargo al secretario general, Pedro Sánchez, supondrá un brutal desplome del partido en las urnas si se celebraran otra vez elecciones generales, según un sondeo que publicará hoy el diario ABC y que ayer anticipó online. A la vez, el PP de Mariano Rajoy tendría un fuerte impulso y superaría la mayoría absoluta junto con el cuarto partido, Ciudadanos, según la encuesta de la consultora GAD3 que cita ABC.

La guerra interna en el socialismo español del PSOE, desatada esta semana y que le costó el cargo al secretario general, Pedro Sánchez, supondrá un brutal desplome del partido en las urnas si se celebraran otra vez elecciones generales, según un sondeo que publicará hoy el diario ABC y que ayer anticipó online. A la vez, el PP de Mariano Rajoy tendría un fuerte impulso y superaría la mayoría absoluta junto con el cuarto partido, Ciudadanos, según la encuesta de la consultora GAD3 que cita ABC.

La encuesta tiene una muestra de 3.400 entrevistas realizadas desde el 5 de septiembre, pero recoge el impacto del cisma producido en el PSOE la semana pasada, tras la dimisión de 17 miembros de su cúpula ejecutiva. Las últimas mil entrevistas se han realizado desde el 27 de septiembre. La encuesta refleja cómo el PSOE volvería a romper con creces su suelo histórico, y quedaría por debajo de Podemos. En otras palabras, esta vez sí habría el temido "sorpasso", que el pasado 27 de junio muchos temieron en el PSOE pero estuvo lejos de concretarse. La crisis aguda del PSOE beneficia así tanto al PP como a Podemos, muy decaídos luego de su floja performance electoral el 27-J, cuando recogió algo más de 13 por ciento de votos. Si se celebraran las terceras elecciones generales, previstas para el 18 de diciembre, el bloqueo político llegaría a su fin, un dato principal del sondeo que publica ABC. El pacto de PP y Ciudadanos permitiría formar un gobierno sin necesidad de otros apoyos.

Queda claro, en todo caso, que la salida de escena de Sánchez despeja el camino a una nueva negociación de Rajoy para formar gobierno. El PSOE cuenta con dos bandos enfrentados. Y queda clarísimo que la dimisión del líder da fuerzas al sector crítico con la línea de Sánchez, opuesto a toda abstención que permitiera formar gobierno en minoría a Rajoy. Mientras tanto, sin su secretario general, el PSOE está ahora en manos de una "gestora", que tendrá que decidir en los próximos días si convoca al órgano que decidirá la postura a tomar ante un posible gobierno de Rajoy. Con Sánchez fuera, se descarta que el partido intente un Ejecutivo alternativo con otras fuerzas políticas.

Comentarios