Información Gral
Miércoles 07 de Septiembre de 2016

La costa bonaerense, sin clases por un temporal

Ráfagas de viento de 70 kilómetros por hora causaron destrozos en varias ciudades. La lluvia afectó a toda la región central del país.

Un temporal de lluvia y viento provocó ayer en varias ciudades de la costa atlántica bonaerense caída de árboles, carteles y postes, desde Mar del Plata a Mar del Tuyú, por lo cual fueron suspendidas las clases en las escuelas de casi todas las localidades.

Asimismo, hubo anegamientos en barrios del municipio de General Pueyrredón, donde el jefe de Defensa Civil, Alberto Quintana, dijo que había "muchas calles intransitables y se está en alerta para asistir a familias", aunque aclaró que no hubo evacuados.

Las lluvias, acompañadas por fuertes ráfagas de viento, afectaron también a barrios de la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, dado que cayeron ramas de árboles en zonas de Parque Chacabuco, Villa Urquiza, Avellaneda y Quilmes.

En Villa Gesell, el vendaval derribó el cartel de bienvenida al municipio que está sobre la ruta y también volteó varios árboles.

A raíz del alerta meteorológico, las autoridades del Consejo Escolar del partido de La Costa dispusieron suspender todas las actividades escolares ayer en las ciudades del municipio.

Las complicaciones, más allá de la lluvia, se produjeron a raíz de la fuerza de los vientos que desde ayer a la madrugada soplaron con ráfagas que llegaban hasta 70 kilómetros por hora, desde el sector sur y sudeste.

En Mar del Plata, el jefe de Defensa Civil, Alberto Quintana, dijo que allí también "están suspendidas las clases en el turno tarde y noche en todos los niveles educativos tanto públicos como privados".

La intendencia dispuso realizar por la noche "una evaluación para determinar si mañana (por hoy) habrá clases o no, según cómo sigue este alerta meteorológico".

El rectorado de la Universidad Nacional de Mar del Plata dispuso a su vez asueto administrativo a partir del mediodía, aunque era potestad de cada decano el dictado del asueto académico.

En Pinamar, donde por la mañana cayeron 16 milímetros de lluvia, las clases también fueron suspendidas en toda la jornada y Defensa Civil indicó que rige un alerta por vientos intensos con velocidades que podían alcanzar 70 kilómetros por hora.

Comentarios