Información Gral
Miércoles 14 de Septiembre de 2016

La Corte Suprema avala la extradición de "Mi Sangre"

Es requerido por el Tribunal Federal de Primera Instancia de Florida (EEUU). Hace 10 días se descubrió un presunto intento de fuga.

La Corte Suprema de Justicia avaló ayer la extradición a los Estados Unidos del colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias "Mi Sangre", acusado de tráfico de drogas.

En el acuerdo de ayer, la Corte, con la firma de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, resolvió no hacer lugar a una serie de peticiones formuladas por la defensa técnica de López Londoño en esta instancia.

El máximo tribunal se basó en los fundamentos y conclusiones desarrollados en el dictamen del procurador fiscal para resolver que debía confirmarse "en todo cuanto fue materia de apelación la resolución dictada por el juez a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº-2 que declaró procedente el pedido de extradición formulado respecto del requerido, por el Tribunal Federal de Primera Instancia para el Distrito Sur de Florida de los Estados Unidos de América".

La noticia de la decisión de la Corte Suprema para extraditar a "Mi Sangre" se conoce diez días después de que se supiera que habría existido un plan del narcotraficante para fugarse de la cárcel de Ezeiza.

El sábado 3 pasado se conoció un presunto plan del colombiano para fugarse de la cárcel de Ezeiza, que incluía el ataque de un grupo comando al penal, luego de que su abogada, María Gabriela Ricagno, pretendiera ingresar al penal de Ezeiza con un plano detallado de los terrenos de la cárcel.

En el croquis también figuraba la ubicación detallada de comisarías y otras dependencias policiales próximas al penal, así como los barrios aledaños hasta el partido de Esteban Echeverría y una posible línea de fuga trazada en rojo hacia Cañuelas.

Además, en la celda del preso se hallaron numerosas fotocopias de expedientes y dentro de ellas, en un hueco, un teléfono celular iPhone, dos chips y un módem portátil.

Por el hecho, se pasó a disponibilidad al director del penal y a otros dos funcionarios que se cree que tuvieron vinculación con el ingreso del teléfono y los otros elementos hallados, mientras que se abrió una causa penal contra el Servicio Penitenciario.

En tanto, "Mi Sangre" permanece en un pabellón de máxima seguridad dentro de la misma unidad, donde quedó aislado bajo vigilancia permanente y monitoreado por cámaras las 24 horas.

López Londoño ingresó al país a fines de 2011 con su mujer e hijo, se desplazaba "con custodia" y vivía "saltando de country en country o barrios de chacras para no ser detectado", según informó cuando lo detuvieron a la salida de un lujoso restaurante de Pilar, en 2012, el entonces viceministro de Seguridad, Sergio Berni.

"Mi Sangre" fue uno de los lugartenientes del jefe paramilitar Diego Murillo, alias "Don Berna", extraditado a Estados Unidos junto a otros jefes en 2008.

Antes de pasar por Argentina estuvo en Brasil, Venezuela, Panamá y Paraguay —donde casi fue arrestado—, y planeaba instalarse en Ecuador.

Está acusado de integrar Los Urabeños, una banda de paramilitares vinculada al narcotráfico y considerada de las más peligrosas de Colombia, junto a Los Rastrojos, el Ejército Revolucionario Popular Antisubversivo y las Aguilas Negras.

López Londoño sostiene que es un "perseguido político", víctima de una causa armada por la DEA, y ha pedido a la justicia que le brinden a él, su esposa y sus hijos la condición de refugiados políticos.

Comentarios