El Mundo
Jueves 24 de Noviembre de 2016

La Corte rechaza planteo opositor

El Supremo Tribunal Federal (SPF) de Brasil, máximo tribunal del país, negó el pedido de senadores de la oposición para que se suspendan los recortes presupuestarios de Michel Temer en busca equilibrar las cuentas del país. El ministro del SPF Luis Roberto Barroso alegó que el máximo tribunal sólo puede interferir con el Legislativo cuando las medidas propuestas ponen en riesgo los pilares fundamentales de la Constitución, requisito que no se cumple.

El Supremo Tribunal Federal (SPF) de Brasil, máximo tribunal del país, negó el pedido de senadores de la oposición para que se suspendan los recortes presupuestarios de Michel Temer en busca equilibrar las cuentas del país. El ministro del SPF Luis Roberto Barroso alegó que el máximo tribunal sólo puede interferir con el Legislativo cuando las medidas propuestas ponen en riesgo los pilares fundamentales de la Constitución, requisito que no se cumple.

Brasil cerró 2015 con un déficit fiscal récord, de 10,4 por ciento de su PBI, un nivel considerado insostenible y que tiene un costo financiero altísimo. La solicitud de los senadores se refería tanto a la suspensión del plan como a archivar el proyecto del Ejecutivo de Temer, aprobado el pasado 25 de octubre en la Cámara de Diputados y pendiente en la Cámara alta.

El plan de austeridad de Temer se resume en la Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC 241), que limitará los gastos públicos durante las dos próximas décadas y los supeditará a la inflación del año anterior.

Los senadores argumentan que la PEC 241 rompe con la independencia entre los tres poderes ya que impone "congelar" el presupuesto de los órganos tanto legislativos como judiciales, a la vez que recorta la inversión en salud, educación y seguridad pública.

El Supremo Tribunal Federal ya se había pronunció al respecto en octubre pasado, cuando rechazó un pedido similar presentado por algunos diputados de la oposición. En esa ocasión, Barroso defendió el equilibrio de las cuentas públicas al que aspira llegar Temer porque es "un fundamento de las economías saludables y no tiene ideología.

Faltar el respeto a ese principio significa predeterminar el futuro del país al déficit, inflación, intereses altos, desempleo y todas las consecuencias negativas que generan". La PEC 241 requiere todavía de la aprobación del pleno del Senado, donde deberá sumar 49 de los 81 sufragios en dos votaciones. La primera está prevista para el martes 29.

Comentarios