Edición Impresa
Martes 19 de Agosto de 2014

La convivencia también se toma feriados

En un fin de semana largo y con cientos de visitantes recorriendo Rosario, inspectores y guardias urbanos brillaron por su ausencia.

A una semana de que una moto atropellara en un parque público a una nena de cinco años y su mamá embarazada, nada parece haber cambiado. Ayer, la ciudad siguió sin controles.

En un fin de semana largo y con cientos de visitantes recorriendo Rosario, inspectores y guardias urbanos brillaron por su ausencia.

El control de los espacios públicos estuvo a cargo de los cuidacoches, que con métodos extorsivos se adueñan de cada vez más lugares frente a la nula respuesta oficial.

Y en la ciudad de la convivencia, esa acción que tanto se pregona desde los despachos oficiales, cada uno hizo lo que quiso sin respetar las normas ni a sus propios vecinos.

Comentarios