Ovación
Martes 02 de Agosto de 2016

La convivencia es un desafío colectivo

El gesto que realizó Mauricio Tevez, desafortunado desde todo punto de vista, no puede de ninguna manera enmarcarse como un hecho aislado dentro del fútbol argentino.

El gesto que realizó Mauricio Tevez, desafortunado desde todo punto de vista, no puede de ninguna manera enmarcarse como un hecho aislado dentro del fútbol argentino. Lamentablemente este tipo de expresiones suelen verse en muchas canchas y por eso deben ser repudiadas para que ocurran de forma cada vez más esporádica. En este caso se trató de un pibe que justo el domingo cumplió 20 años y que está claro que necesita madurar no sólo como jugador sino también como profesional.

Igualmente el ejemplo siempre debe venir de arriba hacia abajo y tal vez sean los jugadores más experimentados del plantel, los directivos, como también los entrenadores desde las inferiores hasta la primera los que deban redoblar los esfuerzos en el sentido de la pacificación dentro de la cancha, ya que se sabe que afuera, en la tribuna, el tema es mucho más complejo.

Se repite que hechos como estos ocurren en todas las canchas y con todas las camisetas, por lo que no hay que estigmatizar a Tevez.

Comentarios