Maxi Rodríguez
Lunes 31 de Octubre de 2016

La contra estuvo por arriba

Newell's la toca y la toca, del medio hacia atrás, de ahí a los laterales. Vuelve.

Newell's la toca y la toca, del medio hacia atrás, de ahí a los laterales. Vuelve. No se apura. A veces termina en pelotazos sin sentido de Paz o Moiraghi. A eso Osella le llama paciencia y en virtud del pasado reciente, parece por ahora conveniente. El talento de un revitalizado Formica y el de siempre de Maxi Rodríguez para aprovechar los momentos, hacen el resto cuando el equipo al fin se decide a ser punzante. Eso sí, el entrenador debería tomar notas de ciertas dudas defensivas que parecen latentes. Ayer San Lorenzo lo complicó en el juego aéreo y de hecho le empató de esa manera en una jugada que su plantel debe repasar una y mil veces.

Cuando Fértoli se llevó por delante la pelota hacia el córner cuando lo marcó a Esparza, llegó lo que a esa altura parecía imposible: el empate de San Lorenzo, que si bien no se rendía, le costaba una enormidad volver a crear peligro desde el minuto 62', cuando Bergessio se elevó solo detrás de Escobar y la cabeceó alto en el área chica. Pero de ese tiro de esquina llegaría la igualdad.

Belluschi ejecutó y, primero, se ve claramente que Paz pierde a Cauteruccio en el primer palo, aunque no incidiría en la jugada. También que Mateo y Amoroso salen disparados hacia la pelota, perdiendo en el caso de Pomelo la marca de Paulo Díaz, mientras que el ex Olimpo estaba libre al igual que Escobar, ubicado atrás de Cauteruccio.

Consecuencia: saltaron Mateo, Amoroso y Escobar y ninguno la cabeceó sino Díaz, que venía a la carrera detrás. Además, en el momento de la ejecución Pocrnjic dio el paso adelante para cortar y se quedó. Y se sabe que esas dudas también se pagan, más allá que en adicional salvó a Newell's, al sacarle el remate a Conechny tras apurar bien a Cauteruccio.

Comentarios