Ovación
Martes 14 de Junio de 2016

La continuidad del Flaco Donatti en Central aparece cada vez como más difícil

El entorno del futbolista quiere cambiar de aire, entretanto los directivos canallas esperan la decisión del jugador. El Chacho Coudet lo quiere en el equipo.

La continuidad de Alejandro Donatti se tornó compleja. ¿Será por eso que el nombre del uruguayo Diego Polenta volvió a escena (ver aparte)? La dirigencia de Central todavía sigue esperando una respuesta por la propuesta que le formuló al jugador mediante su representante para adquirir el restante 50 por ciento del pase, además de la mejora del contrato. Según le confió anoche una voz canalla a este medio, el defensor "está más cerca de irse que de quedarse porque desde el entorno así lo desean". Pese a que las autoridades auriazules esperan un desenlace que evite una grieta en la última línea, que se agregaría a la casi segura baja de Pablo Alvarez más la del lesionado Javier Pinola, sumado a que no se sabe si Cristian Villagra seguirá por diversos factores, lo concreto es que todos los caminos ahora conducen al Flaco fuera de los límites de Arroyito. Mientras desde el club indican que las negociaciones en pos de sumar alguna cara siguen abiertas, pero por el momento no llegó nadie.

Central hizo hace varios días una propuesta para retener a Donatti. A eso hay que destacar que antes rechazó una oferta de Flamengo porque la consideró insuficiente. El defensor hizo una buena Copa Libertadores y eso hizo que algunas instituciones lo tengan en la mira como una potable alternativa. También es verdad que hay una cláusula en el vínculo que caduca el año que viene, donde se destaca que si la efectivizan será imposible retenerlo. Son dos millones de dólares. Y, a juzgar por algunas fuentes consultadas vinculadas al mundo de la representación, "no es un valor elevado por la regularidad que viene mostrando, pese a que es un jugador de casi 30 años".

"No sigue, al menos en estos momentos. Su entorno hace fuerza para irse de Rosario", destacó una voz vinculada al mundo auriazul. "Lógico que si fuera por él se quedaría acá porque el Flaco es muy bueno. Si siguió hasta el momento es por su forma de ser, aunque ahora no habría que sorprenderse si se va", acotaron desde el otro lado de la línea con precisión.

Lo único concreto es que los auriazules cruzan los dedos para que el zaguero central siga un tiempo más. Al menos hasta diciembre. Sobre todo porque la última línea quedará desarmada. Es que a la lesión de Pinola hay que resaltar que Pablo Alvarez sigue meditando si continúa en el canalla porque antes deberá resolver un tema personal delicado. De hecho, todo indica que el ex Boca y Catania está más afuera que adentro. También habrá que ver qué sucederá con Villagra pese a tener vínculo por un año más. Y ni hablar de Víctor Salazar, a quien River lo tiene en carpeta.

Comentarios