Ovación
Sábado 14 de Mayo de 2016

"La confianza del Chacho fue clave para definir así", destacó Montoya tras su gol ante Nacional

Walter Montoya confesó que el golazo que le hizo a Atlético Nacional fue porque Coudet lo incentiva a que pruebe siempre desde afuera del área. El volante destacó el apoyo de sus padres, quienes estaban en la cancha y quedaron con la camiseta

"Se siente muy cómodo. Sea dentro como fuera de la cancha. Walter Montoya está en plena etapa de desarrollo. Evoluciona a paso firme. Además percibe en sus fibras íntimas que tiene contención en todos los órdenes de la vida. Ante Atlético Nacional la rompió. Y clavó un golazo que está cotizando muy alto en la bolsa de la clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores. "El Chacho siempre me dice que le pegue al arco. Que lo intente con seguridad, que me banca. Y esa confianza fue la clave para que defina de esa manera", arrancó relatando el Chaqueño el día después de haberse "robado" todo el protagonismo en el Gigante. "Fue una noche especial porque además se dio justo que estaban mis viejos en las plateas. Fue algo muy emotivo porque ellos siempre me están bancando. Por eso les regalé la camiseta", acotó el volante derecho de Rosario Central mientras recuperaba energía junto a sus padres y amigos.

  —¿En qué pensaste cuando agarraste la pelota, si es que tuviste tiempo?

   —En pegarle al arco así como me había quedado. Probé y listo.

   —¿Te tenías toda la confianza en esa jugada? Porque no sos de pegarle tanto de media distancia.

   —Sí, es así. Es que el Chacho siempre me dice que pruebe, que lo intente con seguridad, que me banca. Y esa confianza fue la clave para que defina de esa manera.

   —¿Entonces el autor intelectual de ese golazo fue el Chacho Coudet?

   —Sí, él es quien nos apoya y banca a todos. Sobre todo a los más pibes. Siempre nos da consejos. El Chacho es quien te pone o saca. Es el jefe y trato de escucharlo en todo momento porque quiere lo mejor para el club y nosotros en todo momento.

   —Además jugó en el mismo puesto que lo hacés vos, así que desde ese punto de vista te puede ayudar a crecer.

   —Ni hablar. Por eso es que siempre pongo mucha atención cuando me da indicaciones. Tener un técnico que haya jugado en mi mismo puesto es para aprovechar al máximo en cada práctica. Sobre todo porque no sabés después si tendré un entrenador así, es decir, que haya jugado de volante por derecha.

   —¿Le pedís consejos?

   —Escucho con mucha atención cuando marca algo. Sé que jugó en mi puesto y le fue muy bien. Ojalá pueda hacer una gran carrera como la que hizo él. Como jugador siempre se destacó. Conoce la posición y hay que aprovecharlo siempre. El gol me vino bien, ojalá que se me haya abierto el arco, así llegan otros.

   —El gol es lo más lindo que tiene un partido de fútbol, ¿en quién pensaste cuando venciste a Armani?

   —En ese momento me pasaron un montón de cosas. Justo se dio que estaban mis padres, ya que no tengo hermanos, y eso fue algo muy emotivo también.

   —¿Tus padres llegaron desde Chaco solamente para verte ante Atlético Nacional?

—En realidad mi mamá (Ana) llegó hace poquito porque es maestra y no podía venir antes por otros motivos. En cambio, mi papá (Blas) vino a verme contra Gremio de Porto Alegre y se quedó. Así que estaban los dos en las plateas, y justo hice el gol. Fue un gran momento, que recordaré siempre.

—¿Qué te dijeron cuando se pudieron ver?

—Tenían mucha alegría porque sólo nosotros sabemos lo que la peleamos para llegar hasta este lugar. Me vine a los 13 años a jugar a la Academia Griffa y ellos estuvieron en todo momento haciéndome el aguante. Fue una noche especial. Haberlos tenido ahí, cerca, fue algo muy lindo. Sinceramente, no tengo palabras de agradecimiento hacia ellos por todo lo que me dieron y ayudaron, sea en los buenas o malos momentos. Siempre estuvieron y están.

—¿Y la camiseta?

—Se la di a ellos, así la ponen en el cuadro. Ya tienen enmarcada la del debut y la de los dos goles anteriores (ver aparte). Mi papá la agarró y puso enseguida en el bolso. Cómo no se la voy a regalar a ellos, si siempre estuvieron y están. Nadie más queellos la merecían.

—¿Y ahora cómo va a seguir esta historia?

—Siempre, como hasta ahora, metiéndole duro en cada día para ganarme un lugar en el equipo titular. Quiero seguir creciendo en todo sentido y aprovechar también al máximo al Chacho, que es un entrenador que conoce a la perfección este puesto. Y por supuesto, clasificar a las semifinales de esta Copa Libertadores como el objetivo inmediato

Comentarios