Edición Impresa
Sábado 09 de Octubre de 2010

La colimba de Felipe

El servicio militar obligatorio fue abolido en 1994 tras el asesinato del conscripto Omar Carrasco, caso que desnudó los maltratos y vejaciones que sufrían los jóvenes en los cuarteles.Sin embargo no es la primera vez que, tras este hecho, se intenta crear un esquema de formación en dependencias militares. Uno de los más controvertidos fue el del entonces gobernador bonaerense Felipe Solá, quien en 2002 propuso ofrecer educación a chicos de familias de escasos recursos en cuarteles del ejército.Pese a sus aspiraciones de transformarse en un plan nacional, la iniciativa destinada a adolescentes de 14 a 16 años que no estudian ni trabajan naufragó ante el generalizado rechazo de distintos sectores de la sociedad.

Comentarios