La ciudad
Sábado 22 de Julio de 2017

Vuelve la polémica al Concejo sobre el futuro de 500 chapas de taxis

Son licencias que vencen desde agosto. Los taxistas advirtieron que muchas unidades no seguirán si los costos de renovación y las exigencias son altas

Tras el receso invernal, el Concejo deberá definir la suerte de unas 500 chapas de taxis que vencen este año y fueron prorrogadas por 90 días en mayo pasado. Las iniciativas en danza van desde una extensión por otra década hasta la conversión de las licencias temporales en definitivas. La propuesta del Ejecutivo contempla un pago de derecho de explotación de unos 120 mil pesos. Las cámaras de taxis reclaman que se renueve sin costo o por mucho menos valor y que se reconviertan en chapas a perpetuidad. De lo contrario, advirtieron que la mayoría de las patentes que expiran no serán extendidas porque "el esquema está pensado para que se fundan" y así la ciudad "tendrá menos taxis".

A mediados de mayo, el cuerpo prorrogó por sólo tres meses la vigencia de las chapas otorgadas en 2007, que iban a empezar a vencer hace tres meses.

Con esta salida transitoria se buscó abrir una negociación política para encontrar una solución de fondo. La definición de las candidaturas, el inicio de la campaña electoral y las vacaciones de invierno le jugaron una mala pasada a esta estrategia.

Los primeros días de agosto, cuando a mitad de máquina los ediles vuelvan al trabajo entre actos y recorridas proselitistas, la comisión de Servicios Públicos retomará el debate en torno al futuro de este medio millar de licencias de taxis.

En debate hay dos modelos. Los ediles radicales Daniela León y Martín Rosúa promueven reconvertir las licencias emitidas por diez años en chapas permanentes. El Ejecutivo y el justicialista Osvaldo Miatello propusieron renovar la vigencia por otros diez años.

"Hay que unificar las categorías, no puede haber taxistas de primera que tienen las chapas a perpetuidad y otros que sólo la tienen por diez años,", sostuvo Rosúa.

Para Miatello, "lo ideal es sostener el nuevo sistema y no volver al viejo que entre otros perjuicios ha generado que el valor de las chapas sea tan alto al momento de una transferencia ya que termina siendo como un inmueble, que se transmite de manera sucesoria".

Ambas iniciativas promueven sanciones para los taxistas que incumplan el marco regulatorio, tanto en cantidad de horas circulando, como en el número y gravedad de las infracciones cometidas.

La propuesta del municipio plantea también una renovación por diez años mediante el pago de un canon de 120 mil pesos. No se incluyó en el mensaje un esquema de financiamiento, pero el oficialismo estudia sumarlo a través del Banco Municipal.

Además, para renovar las licencias, los titulares debían acreditar buena conducta vial, con pocas faltas de tránsito y ninguna grave. El 80 por ciento de los tacheros reuniría esta condición y los que no pasen este filtro deberán entregar la chapa, que se volverá a licitar.

Las cámaras de taxis están alertas. "La renovación tiene que ser sin costo y a perpetuidad, de lo contrario es como ponerles una soga al cuello y condenarlos a que se fundan", planteó Mario Cesca de la Asociación de Titulares de Taxis independiente (Atti).

Según Cesca, "de las 500 chapas que se entregaron hace diez años, la mitad las devolvió porque las exigencias eran muy elevadas. Si en este contexto plantean requisitos similares y encima el pago de un canon, estos compañeros se funden".

Desde la Cámara de Titulares de Taxis de Rosario (Catiltar), José Iantosca remarcó que el contexto económico no ayuda. Según el dirigente gremial, en comparación con las vacaciones de invierno del año pasado, la demanda de viajes "cayó más de un 25 por ciento. Aunque viajar en taxi subió menos que otras variables de la economía, la gente ajustó sus gastos por la crisis", opinó.

En ese marco, avisó que será clave para destrabar el asunto el monto del canon a abonar que fijará el Concejo para la renovación de licencias. "En este contexto de menos trabajo y crisis económica, si se fija un precio alto y en efectivo será imposible de afrontar. Por eso pedimos que haya un esquema de financiación", sostuvo.

Contrapunto sobre la posible perpetuidad de las licencias

El presidente de la comisión de Servicios Públicos del Concejo, el edil del ARI, Carlos Comi, advirtió que el oficialismo "no aceptará bajo ningún punto de vista ceder a perpetuidad las chapas de taxis" como pretenden las cámaras del sector y algunos bloques del cuerpo. Según Comi, ese esquema "se implementó en 1980, en plena dictadura y fue un disparate. Un gobierno militar otorgó un beneficio para siempre para un grupo de taxistas, sin exigencias para un servicio público, pero no se debatió en el Concejo".

   Para el concejal del Frente Progresista sería "un desatino volver a ese esquema que instauró la dictadura, pensado como un negocio más que un servicio público".

   Desde la Asociación de Titulares de Taxis Independiente (Atti), Mario Cesca reclamó que las 500 chapas que están por vencerse "se renueven para siempre como la mayoría de las licencias para que no haya diferencias. Además, para que los colegas tengan reglas claras y previsibilidad".

   En ese sentido, planteó que "cada tanto al Ejecutivo y a los concejales se les ocurre exigir que los taxis estén circulando las 24 horas del día. Eso implica tener tres choferes por unidad y parece que nadie sabe que no se consiguen conductores en especial para el turno nocturno".

   "Con lo cual —continuó Cesca— estas exigencias son una invitación para no poder cumplir esos requisitos y que le den de baja a la licencia en el corto plazo".

Comentarios