La ciudad
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Volar a Buenos Aires saldrá apenas 200 pesos más que ir en colectivo

La aerolínea Avianca, que empieza a operar desde Rosario a fines de noviembre, sacude el mercado con tarifas accesibles

Desde el 21 de noviembre, cuando empiece a operar en Rosario la línea aérea Avianca, volar desde esta ciudad a Buenos Aires costará apenas unos 200 pesos más que ir en colectivo. La empresa de capitales colombianos desembarca en esta ciudad con tickets a Aeroparque que oscilan en los 566 pesos (sólo ida), mientras que un pasaje en coche cama a Retiro cuesta 440 pesos.

Una semana más tarde lanzará los vuelos a Mar del Plata, también con precios accesibles, ya que esos pasajes costarán apenas 300 pesos más que ir en colectivo. Ese trayecto saldrá 1.600 pesos (sólo ida) y se cubrirá en tres horas debido a que hace una escala en Aeroparque. En ómnibus, el periplo demanda nueve horas.

Así, la llegada de nuevos vuelos desde y hacia Rosario ya despierta una competencia entre los distintos sistemas de transporte, donde las agencias y pasajeros aparecen como los mayores beneficiados con la ampliación de las ofertas.

Los remises a Buenos Aires, por ejemplo, podrían estar entre los más afectados, mientras que algunas compañías de colectivos de larga distinta analizan promociones para algunas rutas donde la diferencia con los boletos de avión es escasa.

Avianca desembarca en Rosario con vuelos a Mar del Plata por $1.600 pesos, apenas 300 pesos más que que un recorrido en un coche cama y que además requiere seis horas más de viaje.

En tanto, la diferencia del boleto en avión desde Fisherton a Aeroparque con un colectivo desde la Terminal de Omnibus a Retiro rondará en noviembre entre los 126 y 186 pesos. Avianca anunció esta semana que los vuelos a Buenos Aires arrancan en los 566 pesos, mientras que un coche cama para el mismo trayecto cuesta 440 pesos y en el caso de un semicama 380 pesos.

Empleados de algunas de las empresas de colectivos de larga distancia reconocieron que las compañías están analizando promociones. "El año pasado ya no fue bueno porque la gente viajó menos y con esto (de los nuevos vuelos) se habla de que saldrían ofertas", comentó uno de ellos que prefirió mantener su nombre en reserva.

Pero el panorama se presenta más complejo para los remises. Así lo reconocieron choferes que casi a diario realizan el recorrido Rosario-Buenos Aires con directivos de distintas compañías. En este sentido, la nueva propuesta aérea de Avianca se presenta como una alternativa mucho más económica que en el caso de un remís.

En la actualidad, remiserías que habitualmente realizan viajes entre Rosario y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires están cobrando 4.500 pesos, tanto como si el pasajero sólo va o hace un viaje ida y vuelta, señalaron de una de las compañías. Tiene como adicional, en caso de incluir la vuelta, 160 pesos por cada hora de espera. "A favor tenemos que por la movilidad que necesitan estos directivos dentro Buenos Aires, les sigue conviniendo elegirnos", indicó un chofer que hace casi veinte años transita a diario la autopista a Capital Federal.

Se mueve el mercado

La competencia no sólo será entre las distintas modalidades de transporte sino también entre las compañías aéreas, fenómeno que ya ocurrió en otras ciudades como Córdoba, donde la llegada de un nuevo jugador para realizar el mismo trayecto que Latam derivó en una caída de los precios de los boletos del orden del 40 por ciento.

La misma situación se reproduce desde ahora en Rosario entre la compañía chilena Sky, que ayer comenzó a operar desde Fisherton (ver aparte) y Latam en la ruta hacia Santiago de Chile.

Con el arribo de Avianca a fines de noviembre podría suceder algo parecido con Aerolíneas Argentinas, ya que la firma colombiana sacude el mercado con precios que, en algunos casos, cuestan la mitad que los expuestos en su web por la compañía estatal.

Desde la Asociación Rosarina De Agencias de Viajes (Arav), Lisandro Cristiá consideró que el escenario "es fantástico, porque abre una alternativa que no necesariamente va ser una competencia".

El empresario estimó que el arribo de nuevos vuelos "es un complemento a la oferta terrestre", ya que entiende que "hay una demanda insatisfecha" y que son normales las promociones cuando aparecen nuevos jugadores.

Para Cristiá, las ofertas aéreas en el tiempo "deberían tender a estacionarse en valores más elevados" que las propuestas iniciales. No obstante, reconoció que una mayor oferta provocará la necesidad de generar más promociones en todas las empresas.

bautismo. Ayer por la tarde se dispararon chorros de agua en el debut de Sky en Rosario.

Comentarios