La ciudad
Jueves 31 de Agosto de 2017

Violó la prisión domiciliaria, robó y lo entregó su madre

Un joven de 20 años que debía estar en su casa asaltó a un remisero y le sustrajo el auto. Luego amenazó a sus padres, que hicieron la denuncia.

Un hombre violó la prisión domiciliaria, volvió a cometer un delito y fue detenido tras ser denunciado por su propia madre ante la policía. El joven de 20 años había asaltado con un cómplice a un remisero, a quien le sustrajeron el auto. Luego amenazó con un arma blanca a su familia, que lo terminó acusando ante las fuerzas de seguridad y lograron enviarlo a prisión.

Según informaron fuentes policiales al portal Rosario Alerta, en horas de la madrugada del martes, un remisero de 51 años denunció que dos personas abordaron el vehículo frente al Hospital Alberdi y en la zona de Palestina y Cruz Chica, bajo amenazas de muerte y apuntándolo con un arma de fuego le sustrajeron el rodado.

Tras la denuncia, varios móviles policiales realizaron un patrullaje y lograron recuperar el remís que había sido robado en la zona de Luzuriaga y Baigorria.

Más tarde ingresó un llamado a la Central de Emergencias del 911, donde se denunciaba que en Benito Alvarez al 2400 había un problema familiar.

El móvil se trasladó al domicilio y una mujer de 38 años dio cuenta que su hijo, de 20 años, sobre quien pesaba un arresto domiciliario, los estaba amenazando con un arma blanca. En ese momento se procedió al arresto del joven.

En ese escenario, la madre del detenido le pudo contar a la policía que su hijo había huido alrededor de la 1 de la mañana junto a otra persona a cometer algún ilícito, aportando la dirección del segundo joven.

Otra patrulla policial se dirigió a ese lugar, y al llegar a Cevellera al 3900 detuvieron al cómplice del joven de 20 años que había violado la prisión domiciliaria.

De acuerdo al informe policial, ambos coincidían con la descripción aportada por el remisero que había sido víctima del robo de su vehículo y quedaron detenidos en la subcomisaría 2ª.

El caso vuelve a poner bajo la lupa el régimen de prisión domiciliaria y sus violaciones.

Según datos oficiales, en Rosario sólo el 7 por ciento de los condenados con prisión domiciliaria vulneró el régimen previsto.

En paralelo, los ministerios de Justicia y Seguridad de la provincia han avanzado en la colocación de pulseras electrónicas para potenciar los controles.

En la provincia se estima que el mecanismo de control podría ser usado por unos 200 santafesinos condenados que cumplen la pena en sus viviendas.

A la fecha hay unos 23 condenados con pulsera electrónica, con dispositivos conectados a la central del 911 donde se activa una alarma cuando el portador de la pulsera sale del perímetro de su casa.

De esa veintena de casos controlados, sólo uno violó las exigencias contempladas en el sistema y fue regresado a una cárcel.

Comentarios