La ciudad
Sábado 15 de Abril de 2017

Vecinos recordaron los primeros años de Ignacio en barrio Rucci

El padre Ignacio nació el 11 de octubre de 1950, en Balangoda (120 km al sudeste de Colombo, capital de Sri Lanka, que en ese momento era Ceylán).

Por las zigzagueantes calles de barrio Rucci las historias se multiplican. Y los memoriosos trazan pinceladas de recuerdos de cuando el carismático sacerdote Ignacio Peries llegó a ese sector de la ciudad, hace 37 años.

El padre Ignacio nació el 11 de octubre de 1950, en Balangoda (120 km al sudeste de Colombo, capital de Sri Lanka, que en ese momento era Ceylán).

Fue ordenado sacerdote el 29 de julio de 1979 en el Reino Unido, en la «Cruzada del Espíritu Santo». Antes de llegar a Rosario, estuvo en Tancacha, provincia de Córdoba.

Antonia Guevara y René Valiente son vecinos del barrio Rucci. Ayer temprano habían ido a la parroquia a buscar velas para la celebración de la Vigilia Pascual del Sábado Santo. Obviamente, horas después participarían del Vía Crucis, como lo hacen desde hace más de treinta años, cuando el carismático sacerdote llegó a este sector de la ciudad. "Era jovencito, andaba por todo el barrio en una bicicleta grandota y saludaba con la mano, iba a bendecir los departamentos, visitaba las casas y en la procesión de aquellos años éramos poquitos, 14, 15, 20 como mucho", recordaron.

"El puente no estaba, y para hacer el Vía Crucis éramos un pequeño grupo que cruzábamos la avenida corriendo", explicaron. Y evocaron la restauración de la Capilla y la construcción del salón parroquial, donde casi se perdían las sillas los domingos por la tarde. "Pensábamos, ¿por qué tan grande si somos pocos?, pero el padre Ignacio explicaba que quería una iglesia viviente. El ya tenía la visión de lo que vendría, nosotros no lo entendíamos, pero él hace que todo se transforme en grande", contó el matrimonio.

Así, recordaron que desde esa época el Padre Ignacio hacía "imposición de manos, pero uno no llegaba a entender".

Comentarios