La ciudad
Viernes 09 de Junio de 2017

Vecinos del centro objetan los cambios en la plaza Sarmiento

En el Concejo, el edil Jorge Boasso solicitó al Ejecutivo datos precisos sobre las paradas del transporte público en esa zona de la ciudad

El Concejo se hizo eco de las denuncias por ruidos molestos presentadas por los vecinos de calle Corrientes, entre Mendoza y San Juan. La queja, que derivó en un pedido de informes al Ejecutivo, surgió por el traslado de las paradas de los colectivos interurbanos hacia esa cuadra, en la cual permanentemente quedan estacionados en doble fila y replicando lo que el gobierno local buscó eliminar por San Luis: el establecimiento de una punta línea en el centro de la ciudad debido a la contaminación ambiental que provocan.

El planteo se conoce un día después que se confirmara que el Ejecutivo trasladará a plaza Sarmiento, por calle San Juan, la parada de varias líneas de colectivos que transitoriamente hoy lo hacen en la esquina de Entre Ríos.

De esta manera, por esa manzana tendrán parada casi el 65 por ciento del sistema de transporte urbano de pasajeros de Rosario.

El concejal Jorge Boasso señaló que, según los vecinos, la problemática que padecen los frentistas con los colectivos interurbanos "ocurre todos los días y en todo horario del día".

"Estos colectivos dejan por mucho tiempo sus motores encendidos generando ruidos a toda hora y molestando el sueño y descanso de los vecinos de la zona", explicó el edil radical.

Por eso encomendó al Ejecutivo para que proceda a informar, en un plazo de treinta días, si existe permiso otorgado a la empresa de transporte que corresponda en el caso, para estacionar en doble fila en la intersección de las calles Corrientes y Mendoza.

También pretende determinar "si existe un cronograma de horarios donde se expresen las paradas antes mencionadas que deban ser realizadas por estos colectivos y si se han realizado inspecciones en la zona, ante los reclamos realizados por los vecinos", plantea en el articulado del pedido de informe.

La plaza Sarmiento, que está siendo íntegramente remodelada, se erigirá una vez concluidas las obras en el punto de conexión de líneas urbanas e interurbanas más importante de la ciudad. En el sector donde funcionaba la playa de estacionamiento, sobre calle San Juan, terminarán de aglutinar paradas para casi el 65 por ciento de las líneas de colectivos rosarinas en el centro de la ciudad.

Y en horarios pico, como los días hábiles entre las 7 y 8 de la mañana, circularán por allí 300 unidades por hora.

Se prevé que los trabajos estarán finalizados en las próximas semanas.

La extensión de las paradas de colectivos por calles como Entre Ríos y otras en las que se establecieron carriles exclusivos, y los desplazamientos en el recorrido de numerosas líneas que circulaban por calle Rioja hacia Santa Fe y San Juan, fueron llevando al sistema de transporte hacia una concentración de las paradas de las líneas de colectivos en las plaza Montenegro y Sarmiento, en el casco histórico de la ciudad.

"Estos colectivos dejan por mucho tiempo sus motores encendidos generando ruidos a toda hora y todos los días"

Comentarios