La ciudad
Sábado 09 de Septiembre de 2017

Uno de los apresados fue desvinculado de la causa

Minutos antes de celebrarse la audiencia imputativa contra dos madres y un joven de 20 años, un hombre de mediana edad que había sido detenido en los allanamientos del 7 de septiembre pasado fue liberado y desvinculado de las investigaciones.

Minutos antes de celebrarse la audiencia imputativa contra dos madres y un joven de 20 años, un hombre de mediana edad que había sido detenido en los allanamientos del 7 de septiembre pasado fue liberado y desvinculado de las investigaciones.

"Se dio la libertad ya que hasta el momento y por apego a la ley no se dieron los elementos técnico-jurídicos para sostener el cargo de intimidación pública", indicó el fiscal Gustavo Ponce Asahad.

El fiscal ponderó la decisión del juez Carlos Leiva de tener en cuenta la plataforma de imputación por el delito de intimidación pública para los tres acusados.

"Las medidas siguen en continua y plena evolución", adelantó el integrante del Ministerio Público de la Acusación (MPA), quien tras la resolución del magistrado se mostró "conforme como ciudadano", más allá de su función acusatoria.

"Acá lo importante es que se tomó la figura de la fiscalía en un delito de suma gravedad", remarcó Ponce Asahad al considerar que tras la decisión judicial, "si cesan las amenazas dependerá de cuestionas ajenas a nuestro ámbito".

En medio de los abrazos y señales de alivio de familiares de los acusados, en el hall de Tribunales hubo algunas declaraciones del entorno de los liberados.

"Mi sobrino no tiene nada que ver. Esto fue algo sencillo, uno lo toma como algo grande, pero el día de mañana se va a saber toda la verdad. No somos gente de faltar el respeto a nadie", señaló Héctor, hermano de una de las madres detenidas y excarceladas.

La madre del joven de 20 años que compareció ante el juez Leiva también hizo su descargo público.

"Tenía mucha fe. El no fue. Gracias a Dios están todos libres. El celuar es de él, pero no hizo el llamado", dijo con certeza. La mujer reclamó recuperar "todos los aparatos incautados" en los procedimientos y enumeró 7 celulares , una tablet y un netbook de uno de sus hijos. "Nos quedamos sin nada", finalizó.-

Comentarios