La ciudad
Miércoles 18 de Enero de 2017

Una tarde con fuga de gas y un incendio en un edificio del macrocentro

La tarde ayer se convulsionó con dos hechos simultáneos y que hicieron sonar las alarmas de emergencia: un fuerte escape de gas en Córdoba al 1600 y un incendio en Corrientes al 1700. No se registraron heridos en ninguno de los casos, aunque el incendio dejó el saldo de varias habitaciones en el piso 11 y 3 con pérdidas totales. El edificio permanecía deshabitado a la espera de que hoy se hagan las inspecciones para constatar el estado de la infraestructura.

La tarde ayer se convulsionó con dos hechos simultáneos y que hicieron sonar las alarmas de emergencia: un fuerte escape de gas en Córdoba al 1600 y un incendio en Corrientes al 1700. No se registraron heridos en ninguno de los casos, aunque el incendio dejó el saldo de varias habitaciones en el piso 11 y 3 con pérdidas totales. El edificio permanecía deshabitado a la espera de que hoy se hagan las inspecciones para constatar el estado de la infraestructura.

"Corrimos. Nos dimos cuenta después lo que había pasado", contó Florencia, de 16 años. La joven estaba con dos amigos en el local de Burguer King de Córdoba entre España y Presidente Roca cuando la gente empezó a correr, hubo un fuerte olor a gas y una nube espesa copó la calle.

La fuga de gas ocurrió en la puerta de un edificio de Córdoba al 1600, frente al Shopping Del Siglo. Los vecinos explicaron que el domingo se había cortado la luz en la cuadra y ayer al mediodía, cerca de las 14, operarios de la EPE estaban realizando trabajos de reparación cuando dieron con un caño de gas y desataron el caos.

"Yo estaba a tres cuadras y me llamó mi esposa. Volví para tratar de evacuar a mi familia, que se había protegido en el patio porque el olor a gas era insoportable", relató Gustavo, vecino del primer piso del edificio en cuestión. Destacó, más allá del mal trago, el accionar de los operarios, especialmente los de Litoral Gas, que, según especificó, llegaron a los diez minutos y arreglaron el caño enseguida.

Varios de los negocios de la zona bajaron sus persianas hasta que pasó el peligro y la incertidumbre. Ninguno había tenido el beneficio del algún tipo de protocolo frente a estas situaciones. "Fue un arréglesen como puedan", denunció una joven que prefirió mantenerse en el anonimato.

Un susto con pérdidas

Unas cuantas cuadras más lejos, y a la misma hora, una denuncia llegaba a los bomberos desde un edificio de Corrientes al 1700. La puerta se mantuvo colmada de vecinos evacuados, autoevacuados, y otros tantos que controlaban las casa de amigos o familiares que están de vacaciones. Los vecinos indicaron que un departamento del piso 11 se prendió fuego.

Aparentemente, la persona que vive allí se fue de viaje a fines de diciembre y un ventilador de techo habría quedado prendido hasta ayer, que hizo cortocircuito y generó el incidente. A eso se le sumó que parte de una persiana plástica cayó al patio de un tercer piso, y ese departamento también se incendió.

Según indicó Andrés Lastorta, jefe de los bomberos zapadores, en ambas viviendas se quemaron las habitaciones. "Daños de consideración", resumió. Todavía no se habían evaluado los daños ni se habían realizado las pericias para saber cómo se había originado el incidente.

La mayoría de los departamentos del edificio estaban ocupados; afortunadamente, no se registraron heridos ni lesionados, sólo pérdidas materiales.

El edificio quedó deshabitado hasta hoy, que se realizarán las inspecciones correspondientes para constatar que no haya riesgo en la infraestructura.

Evacuados. Los vecinos del edificio miran incrédulos el incidente.

Comentarios