La ciudad
Jueves 06 de Julio de 2017

Una nena de doce años murió en un violento accidente

El auto que manejaba su novio, de 17, impactó en plena madrugada contra una columna del cantero central en bulevar Seguí y Vera Mujica

Eran novios desde hacía unos pocos meses. El estaba al volante de un Fiat Siena gris pese a no haber cumplido todavía los 18 años y ella iba en el asiento del acompañante con apenas 12. A primera hora de la madrugada de ayer, el auto se descontroló cuando circulaba por bulevar Seguí a la altura de Vera Mujica y terminó incrustado en una de las columnas del cantero central. El pudo salir por sus propios medios, la nena tuvo que ser sacada por los Bomberos y llegó muerta al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

"Sentimos el estruendo", dijo un vecino. Otro remarcó que el velocímetro quedó "clavado en 120". El adolescente pasó la noche en dependencias policiales y si bien fue trasladado al Juzgado de Menores Nº 4, no pudo declarar por el estado de shock. Quedó alojado en su casa, bajo la tutela de sus padres.

El brutal ruido del impacto que dejó al Siena casi enroscado en la torre de alumbrado se sintió en la esquina sobre la 1.30. "No lo vi, pero escuché el impacto porque movió todos los vidrios y ahí me asomé", contó un vecino de la cuadra.

El joven conductor, identificado como Lautaro Ezequiel Q., pudo salir casi de inmediato de entre los fierros y si bien lo vieron "rengueando", no presentaba lesiones graves. De hecho, fue asistido en el mismo lugar.

En cambio, Candela Milagros López, la nena de 12 años, se llevó la peor parte del impacto, ya que la columna quedó justamente incrustada del lado del acompañante.

Y si bien los vecinos aseguran que "la ambulancia llegó enseguida", fueron los Bomberos los que tuvieron que trabajar durante un largo rato y cortar la partes del vehículo para poder retirarla del interior.

"La sacaron tapada y con oxígeno", contó otro de los vecinos; sin embargo, cuando llegó al Heca los politraumatismos graves que tenía ya le habían causado la muerte. "Llegó fallecida y las lesiones eran en todo el cuerpo", confirmó horas más tarde el director del efector, Néstor Marchetti.

Velocidad

El choque se produjo sin la participación de terceros e incluso no hay huellas de frenada en el asfalto, que en ese momento de la madrugada ya podría estar algo mojado por la lluvia.

Por eso, los testigos comentaron que la velocidad podría ser la razón por la cual el auto salió de control cuando venía circulando por Seguí.

"El cuentakilómetros quedó clavado en 120", comentó uno de los hombres que estuvo en el lugar del hecho en los primeros minutos, a lo que se sumó el comentario de otro vecino que señaló que sobre el bulevar "todos vienen muy fuerte para llegar a agarrar en verde el semáforo de Cafferata y después el de Francia".

Investigación

En plena madrugada, el adolescente fue trasladado a la Comisaría 18ª del barrio Acíndar. Si bien se hizo una consulta a la fiscal Walter Jurado del Ministerio Público de la Acusación, el caso quedó en manos de la jueza de Menores María Dolores Aguirre Guarrochena, que dispuso que se le realicen al joven las pericias toxicológicas y, en caso de que hubiera que buscar un lugar para que pasara la noche, fuera derivado al Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario (Irar).

Sin embargo, fuentes judiciales recalcaron ayer que finalmente no fue necesario el traslado del adolescente al instituto, sino que tras terminar los trámites fue llevado al juzgado, donde "no pudo prestar ninguna declaración por el estado de shock en el que se encontraba" .

Por eso, fue enviado a su casa bajo la tutela de sus padres hasta tanto pueda presentarse nuevamente en Tribunales.

Ahora la magistrada espera el resultado de las pericias y la declaración del joven, y recién allí evaluará si es necesario llamar a declarar a los padres.

Hasta ayer tampoco se habían presentado testigos del hecho a la Justicia.

Comentarios