Aguas Santafesinas
Sábado 02 de Septiembre de 2017

Una mujer murió tras chocar con su moto un corralito de Aguas

Tenía 37 años y falleció a raíz de un severo traumatismo de cráneo que la tuvo internada en terapia intensiva durante casi todo un día

Una mujer de 37 años falleció ayer tras haber chocado con su moto, en la noche del jueves, contra un cerco metálico de la empresa Aguas Santafesinas ubicado en Mosconi al 3400, en la zona sudoeste de la ciudad. La conductora batalló por su vida durante toda la jornada en la terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), pero antes de las 20 se comunicó de manera oficial su muerte.

El fallecimiento de la mujer fue confirmado anoche a este diario por el director del Heca, Néstor Marchetti. "La verdad es que ya estaba muy complicada desde esta mañana (por ayer), antes del mediodía. Y falleció a última hora de la tarde por un traumatismo de cráneo realmente muy grave", confió el profesional responsable de ese centro de salud.

De acuerdo al reporte de los agentes policiales, la mujer se desplazaba por barrio Acíndar en moto, y unos minutos antes de las 23 chocó contra un corralito que rodeaba una boca de registro que debía ser reparada y sufrió heridas de mucha consideración, que incluyeron un severo traumatismo de cráneo que derivó en una situación de pérdida de conocimiento, por lo que rápidamente fue derivada en una ambulancia perteneciente al Sistema Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) al Heca.

Desde la empresa Aguas Santafesinas se encargaron de aclarar que la mujer no cayó en un pozo, como trascendió en algún momento en los primeros pasajes de ayer, sino que impactó contra un vallado que operarios de esa compañía habían levantado hace pocos días, el pasado 28 de agosto, tras recibir un reclamo por parte de vecinos de la zona por una tapa de registro (tipo redonda) que tenía que ser arreglada. La misma estaba desnivelada y no apoyaba de manera correcta en su marco y generaba inconvenientes a los que transitan de manera habitual esa arteria.

Cerca de 150 vallados

Sobre las características particulares de este hecho con consecuencias fatales, el gerente de Relaciones Institucionales de Aguas Santafesinas, Guillermo Lanfranco, destacó que "ese vallado estaba correctamente señalizado, como indica claramente la normativa vigente en la ciudad a través de las ordenanzas", y aseguró además que "contaba con líneas reflectivas y con todas las medidas de seguridad habituales".

"En la jornada del 28 de agosto, la empresa colocó dos vallas de 1,50 metro, cada una, para señalar la presencia de ese problema, que podía afectar el paso de cualquier vehículo. Y también se colocaron balizas, que poseen células fotoeléctricas que se prenden cuando baja la luz, a manera de prevención", recordó.

"Se hizo el mismo trabajo que en todas las intervenciones que realiza la empresa, con las mismas medidas de precaución", apuntó Lanfranco.

"Lamentamos mucho lo que ocurrió, pero hasta ahora no tenemos ningún elemento que indique el origen del accidente", expresó el encargado de Relaciones Institucionales.

En relación al estado actual de los arreglos que está llevando adelante la empresa, comentó que "hay entre 100 y 150 vallados de este tipo en toda la ciudad, pero fluctúa día a día", y eso "depende de muchas cosas, como por ejemplo, del clima y de los días en que la Municipalidad realiza las tareas de asfaltado, que no siempre responden a la misma frecuencia de trabajo".

También remarcó que se trata de "una cantidad razonable", sobre todo teniendo en cuenta que "la extensión del sistema tiene 5 mil kilómetros de cañerías en toda la ciudad".

Asimismo, Lanfranco advirtió que "esos caños que componen la red están enterrados entre 3 y 4 metros bajo tierra, por lo que es muy complicado reducir un poco más la cantidad de puntos de acceso y zonas de excavaciones para poder afrontar las distintas situaciones de arreglo que necesita una red de tan importante tamaño como esta".

Comentarios