La ciudad
Sábado 24 de Junio de 2017

Una demanda contra el Sindicato de Camioneros genera polémica

El abogado de un contador que reclama dinero adeudado por el gremio negó vínculos del mismo con el desplazado secretario general.

Tras la noticia que trascendió erróneamente este jueves, que apuntaba que Juan Carlos Fernández, contador que trabajó para el Sindicato de Camioneros en Santa Fe, había presentado una demanda laboral de 10 millones de pesos contra el gremio, el representante legal de este profesional, Guillermo Castillo, se encargó de aclarar que "el monto solicitado es mucho menor y no llega a los 2.400.000 pesos", que "nunca tuvo vínculo directo con el ex secretario general Marcelo Dainotto ya que su relación siempre fue con el sindicato", y que el pedido se basa "en un reclamo laboral común, luego de 37 años de trabajo en esa entidad".

"No sabemos por qué se hizo saber que el monto era de 10 millones de pesos", apuntó extrañado el doctor Castillo, quien le confió a este diario que "no es tarea nuestra averiguar de dónde salieron esos datos erróneos, pero queremos aclarar las cosas para que se conozca en qué consiste la causa de mi cliente".

"El monto de demanda no llega a los 2.400.000 pesos", remarcó con énfasis el letrado, y explicó que "se trata de un reclamo laboral, luego de trabajar durante 37 años en el sindicato, desde 1977 al mes de enero de 2015, en relación de dependencia".

Además, el abogado del contador buscó resaltar que "mi cliente no fue el contador personal del ex secretario general", y que "tampoco tuvo ninguna relación con la causa de desvíos de fondos, por la que Dainotto fue condenado en juicio abreviado" que se cursó en contra del gremialista.

"Este contador es una persona de bien, correcta, que no tiene antecedentes de ninguna naturaleza. En la causa penal sobre Dainotto, sólo fue llamado como testigo, y luego quedó totalmente desvinculado y ajeno a esa causa", destacó.

Vale recordar que Juan Carlos Fernández realizó la presentación de reclamo correspondiente en el Juzgado Laboral de la séptima nominación de Rosario. Y que debido a los datos inexactos que habían hecho trascender en relación a esta causa, tuvo que ser retirado con escolta policial ya que un grupo de trabajadores lo esperó para expresarle su enojo y repudio frente a la situación, lo que generó un clima de mucha tensión.

"La verdad es que fue muy feo lo del otro día. Bastante bochornoso. Hubo gritos, amenazas y mi cliente tuvo que retirarse con policías, y no tiene que ser así. Esperemos que estas aclaraciones sirvan para bajar un poco el nivel de exaltación", exclamó Castillo.

Comentarios