Fiesta electrónica en Arroyo Seco
Martes 03 de Enero de 2017

Una chica murió en una fiesta electrónica y todo indica que fue por drogas sintéticas

Aunque todavía se esperan los exámenes toxicológicos, los síntomas y su estado son compatibles con la ingesta de esas sustancias.

Giuliana Maldovan tenía 20 años, vivía en Rosario, era hermosa y disfrutaba de la vida, que merecía por muchísimos años más. Como miles de jóvenes de toda la región, decidió recibir el año en un boliche de Arroyo Seco donde se ofrecía una fiesta electrónica, un encuentro donde el denominador común fue el descontrol. No se sabe a ciencia cierta si la chica consumió éxtasis o alguna otra droga de diseño, que las había, y a montones, según testimonios recogidos por este diario. Lo cierto es que se descompensó, entró en un cuadro de excitación y luego de depresión. La llevaron al hospital de esa ciudad y de allí al Provincial de Rosario. Por la tarde del domingo, falleció.

   Por estas horas el caso de Giuliana es materia de investigación, y aunque el preinforme de la autopsia da como "indeterminada" la causa de su muerte, testimonios de médicos que la atendieron y que le hicieron la autopsia darían cuenta de que sus síntomas y lesiones serían compatibles con el consumo de drogas de diseño. Algo que interpela a las autoridades sobre el control de estas fiestas, a los empresarios que las organizan, y habla, entre otras cosas, de la presunta y muy probable complicidad de organizadores y dealers.

   "New Year´s Eve", se promocionaba la fiesta en el complejo Punta Stage, un boliche ubicado a metros de la autopista Rosario-Buenos Aires que prometía la presencia del DJ internacional Sasha. Allí asistieron unas 3 mil personas, que pagaron entre 300 y 2.000 pesos la entrada, según el lugar preferencial que podían ocupar dentro del local y de los privilegios de los que podían gozar. Y allí fue Giuliana, con su novio, el 31 de diciembre a una fiesta electrónica. Alrededor de las 7 de la mañana del domingo, al terminar la fiesta, la muchacha fue asistida en la puerta del boliche por médicos de un servicio de emergencia contratado por los dueños de la disco. "La paciente presentaba un cuadro de excitación psicomotriz", dijo el médico José Luis Murina, que atendió a la joven.

   "Era muy difícil calmarla porque pegaba patadas y manotazos por el cuadro neurológico. De la excitación pasó a una depresión comatosa". Así describió Murina el cuadro que presentaba Giuliana cuando fue atendida antes de ser trasladada al hospital San Martín de Arroyo Seco. El profesional relató que "a eso de las 7 de la mañana, un chico trajo a su novia diciendo que estaba descompuesta. Ella presentaba un cuadro de excitación psicomotriz. Tal es así que fue muy difícil oxigenarla y tratar de ubicar una vía para hidratarla. Realmente esta muy excitada". Y agregó: "Tuvimos que contenerla y trasladarla al hospital. Cuando la estábamos bajando entró en un cuadro depresivo neurológico. Después tomó riendas el hospital local y luego la derivaron al Provincial de Rosario".

   Al ser consultado sobre si el novio había revelado qué había consumido Giuliana, enfatizó: "No. Pienso que algo debe haber consumido, pero no tengo idea. El no dijo palabra. Todos tratábamos de calmarla, pero sabemos que el cuadro psicomotriz es neurológico y es muy difícil porque la persona no está en sí". Sobre la excitación que presentó la joven, dijo que "son comunes los cuadros de excitación y después depresión" tras consumir droga.

   Durante la noche de la fiesta, agregó, en la ambulancia que se encontraba en el boliche Punta Stage debieron atender a cuatro jóvenes, incluida Giuliana, además de "otros dos por heridas cortantes y una atención de un chico de entre 20 y 25 años por mareos e hipotensión, ya que había consumido éxtasis", dijo.

Hemorragia general

La forense del Instituto Médico Legal, María Susana Soplán, informó que la joven murió por un cuadro compatible con el consumo de estupefacientes y que sufrió una "hemorragia de todo el organismo; una alteración de todos los factores de la coagulación", explicó. Y abundó: "Fue una hemorragia irreversible. No se pudo frenar a pesar del tratamiento médico y terapéutico que recibió".

   Para entender el término "muerte indeterminada", la directora del IML, Alicia Cadierno, explicó que no se especifica hasta que estén los resultados anátomo patológicos y toxicológicos. "Pero es muy probable que encontremos una reacción de las células musculares compatibles con la ingesta de sustancias. La chica tuvo una descompensación y un cuadro psicomotriz severo, que se presenta cuando se anula la función que regula el razonamiento, la lógica y la conciencia. Esto se relaciona muy por lo general con el consumo de sustancias tóxicas", comentó. Y reveló que "la hemorragia masiva es una reacción general del cuerpo; se llama una hemorragia en mapa, y es muy distinto a una lesión traumática, que es focalizada".

   La médica dijo que "el aturdimiento y la aglomeración de gente en este tipo de fiestas, la deshidratación, la dificultad para conseguir líquido y el aumento de la concentración de la droga en sangre genera este tipo de situaciones en personas predispuestas". Y destacó que "las complicaciones que se producen con el consumo del llamado éxtasis pueden ser del orden de un accidente cerebro vascular hemorrágico, infarto de miocardio o hemorragia a nivel de viseras abdominales".

Habilitado como discoteca

Por su parte, el intendente de Arroyo Seco señaló que dispuso "la clausura de este boliche", aunque aclaró que "estaba habilitado" como discoteca y la última documentación que le permitía funcionar "era de octubre o septiembre de 2015".

   El mandatario confirmó que el boliche Punta Stage, desde donde trasladaron a Giuliana, tenía habilitación como "boliche bailable, pero no para organizar fiestas electrónicas. Era una fiesta más, una apertura más como todos los sábados. Es más; en abril yo firmé un decreto prohibiendo las fiestas electrónicas en Arroyo Seco y se mandó una ordenanza para ratificar esto".

   Acerca de si consideraba que desde el municipio se había fallado en algún aspecto, el titular del Ejecutivo de Arroyo indicó que "ahora estoy haciendo todas las actuaciones y viendo con nuestro asesor jurídico y con la secretaria de Gobierno. Esta gente presentó los seguros correspondientes, presentaron la cantidad de policías adicionales y de tránsito que se piden por ordenanza". En declaraciones públicas, Esper dijo desconocer si los titulares de Punta Stage eran oriundos de Arroyo Seco y sí confirmó que el boliche "contaba con habilitación desde septiembre de 2015" aunque aclaró que "como boliche bailable".

   Cuando se le preguntó al jefe comunal sobre las acciones que lleva adelante para evitar la venta de drogas dentro de los boliches de su localidad, advirtió que han "tomado las previsiones", pero advirtió: "No podemos controlar a 3 mil jóvenes si se drogan o no se drogan"; además, "es un delito federal".

Investigación

El fiscal de Homicidios Dolosos de turno en Rosario, Walter Jurado, a cargo de la causa, pidió el secuestro de las cámaras de seguridad del lugar, un informe de habilitación de la comuna de esa localidad y tomará declaración testimonial a varias personas que asistieron al evento.

   Fuentes de la Fiscalía confirmaron a La Capital que el preinforme de autopsia enviado por el Instituto Médico Legal dio como causa de fallecimiento indeterminada, por lo que Jurado ordenó exámenes toxicológicos con muestras que se tomaron de la víctima. Estas se enviarán a laboratorio en Santa Fe, y calculan que los resultados finales estarán en entre dos y tres semanas.

   El funcionario judicial tomó declaración testimonial a los médicos que atendieron a la víctima y a personas que manifestaron que estuvieron con ella en la fiesta, y continuará haciendo lo propio durante la jornada de hoy. Además, ordenó un relevamiento del lugar de la fiesta por parte de gabinete criminalístico de Policía de Investigaciones, y todo lo que surja de testimonios, pericias, exámenes médicos en relación a estupefacientes será remitido a la justicia federal. La causa de fallecimiento seguirá en investigación por parte del mismo Jurado.

   Las mismas fuentes de la fiscalía indicaron que, según las declaraciones recogidas hasta el momento, los síntomas que los médicos observaron en la autopsia son posiblemente compatibles con el uso de alguna sustancia, estupefacientes o psicofármacos.

Muchas críticas

Lo cierto es que en la fiesta realizada en Punta Stage la droga sintética era proporcionada abiertamente, en una jornada donde, aseguran los testigos consultados por este diario, reinó el hacinamiento, la desorganización, la falta de agua en los baños, donde hubo empujones, se vencieron las vallas para ingresar y hubo peleas a la salida. Como manifestó un joven que participó de la movida, "a esa chica no la mató la droga, sino la negligencia de la producción" (ver página 4).

   Ayer por la tarde, La Capital hizo una recorrida por el boliche, inspeccionado por la Policía de Investigaciones y la fuerza local, donde ya se amontonaban las numerosas botellas plásticas de agua mineral que daban cuenta de la imperiosa necesidad de hidratación de quienes asistieron al fatídico evento.

   Según revelaron a este diario, los peritos habrían encontrado pruebas de la presencia de drogas sintéticas en el local. Y no faltaron las especulaciones sobre el desempeño de los inspectores municipales que estuvieron en el lugar en el momento de la fiesta.

Comentarios